A PARTIR DEL LUNES, CASTRO URDIALES SÓLO CONTARÁ CON UNA OFICINA DE LIBERBANK

20170216_154323

17 FEBRERO 2017 /

Hoy viernes es el último día que están operativas las sucursales de Liberbank de las calles Javier Echevarría y Ataúlfo Argenta (Cotolino) y del Barrio El Moral (Sámano). Desde el lunes permanecerán cerradas por decisión de la empresa, que en junio del año pasado presentó a los sindicatos una reestructuración de su red y sus servicios centrales, que pasaba por cerrar 56 de las 136 oficinas que el grupo tiene en la región y, en primera instancia, desplazar a otras sucursales a 184 de los 629 empleados de esas oficinas. Con todo, en Castro únicamente quedará operativa la sucursal de la calle Juan de la Cosa, junto a la iglesia del Sagrado Corazón.

Sobre este asunto hemos hablado en Castro Punto Radio con el secretario del Sector Financiero de UGT Cantabria, Juan Carlos Barquín, que ha recordado que “el acuerdo se firmó en junio de 2016 y tienen hasta 2018 para hacer todos los cambios”. Los más “fuertes”, en Santander y Torrelavega, “ya se han realizado” y queda “la zona oriental y occidental de la región”.

Estos cierres implican la necesidad de reforzar las oficinas que quedan abiertas, y que tendrán que soportar mayor número de clientes. De esta forma, muchos de los trabajadores que ocupaban las sucursales que se clausuran, “irán a las que quedan operativas en los mismo municipios”. Sin embargo, habrá otros que “tendrán que ser trasladados”, no descartándose que vayan incluso “fuera de la Comunidad Autónoma”. En cualquier caso, Barquín cree que “los de Castro no van a tener que salir de la región”.

El primero objetivo de los sindicatos era “que ningún compañero fuera despedido y, como medida menos mala, se aceptó el tema de los traslados”. Ahora bien, “si en las oficinas que están abiertas en el municipio del que se fueron se creara alguna vacante, tienen preferencia para ocuparla”. En Javier Echevarría hay 3 empleados y uno en Cotolino y Sámano.

El nuevo modelo con el que opera Liberbank, según ha señalado este representante de UGT, es el de “mantener tres tipos de servicios: oficinas presenciales con el sistema de banca tradicional, oficinas comerciales en las que hay trabajadores para hacer operaciones que no requieran de efectivo y oficinas automáticas, que llaman ellos, que son todo máquinas, pero no hay personal propiamente dicho”.

Barquín ha lamentado que el sector financiero “está como está” y este tipo de reestructuraciones “se van a seguir produciendo en muchas entidades bancarias”. De hecho, “el Banco de España dice que en el sector sobramos como 20.000 o 30.000 empleados en general”.

La banca “ha cambiado mucho en los últimos tiempos”, debido a aspectos como “las nuevas tecnologías o los bancos online. Y todavía va a evolucionar más, nos guste o no”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *