UN ACCIDENTE LABORAL DEL HIJO DE SANTIAGO BERRIOLÓPEZ HA SIDO EL DETONANTE PARA PRECIPITAR LA DIMISIÓN DEL ALCALDE DE OTAÑES

25 AGOSTO 2017 /

Tal y como informábamos el pasado miércoles por la tarde, el presidente de la Junta Vecinal de Otañes, Santiago Berriolópez, ha presentado la dimisión. En círculos próximos ha aducido “motivos personales y laborales”, pero hemos querido conocer más detalles en Castro Punto Radio.

Con ese motivo, han acudido a la emisora el propio Berriolópez, su sucesor, Luis Romero Vélez, el vocal socialista entrante Miguel Ángel Antolín y el otro vocal actual de esa formación, Javier Fernández.

El hasta ahora presidente confirmaba esos motivos para dimitir: “mi idea en política ha sido siempre aguantar dos legislaturas, como debía ser a nivel general, no solo para mí. ¿Por qué dimito ahora? Se pueden sacar cosas a relucir que no son reales, pero la decisión es simple y llanamente por una carga de trabajo que tengo, y veo mermada mi gestión en la junta”.

Para Berriolópez, la gestión de una Junta Vecinal requiere mucho tiempo, “como me ha ocurrido hasta ahora, y lo he podido llevar pidiendo ayuda en mi trabajo a familiares, para poder conllevar la gestión de la junta con mi trabajo”.

Pero el detonante para una dimisión que llevaba pensando hace tiempo ha sido un accidente laboral de su hijo, Santiago Berriolópez Llamosas, al que le cayó un árbol encima mientras realizaba una tala en Sopuerta: “se encuentra estable, en casa, con dos cervicales rotas, y en este momento me veo muy mermado de personal, y estoy desatendiendo la gestión de la Junta. Por eso se ha precipitado la decisión, ya que tenía previsto agotar la legislatura”.

A quienes han vinculado su dimisión a la condena judicial de la que ya informamos, Berriolópez era contundente: “es gente sin ninguna clase de personalidad, ni de vida propia, que se esconden detrás de una pantalla de ordenador, y con un coeficiente mental muy pobre. Cualquiera que tenga un poco de conocimientos jurídicos sabrá que en mi condena no existe ninguna clase de inhabilitación, y en caso de que existiera, el PSOE me había obligado a seguir unos pasos. Solo tengo que cumplir una pena y resarcir una cuantía económica”.

Según el exalcalde de Otañes, le han entendido perfectamente en el Partido Socialista, tal y como transmitieron personalmente Pablo Antuñano y Susana Herrán.

El lunes se convocará a los vocales para hacer una Junta el jueves 31 y proceder al relevo, una vez tramitada toda la documentación por parte del secretario-interventor de Juntas.

A su sucesor, Luis Romero Vélez, sustituto de Berriolópez en la lista electoral, esto le ha caído “como una losa. Es como un sueño, que tendría uno ganas de despertar y que fuera mentira. Pero bueno, habrá que enfrentarse a los temas y posibles problemas que pueda haber en la Junta o en el pueblo”.

La idea del nuevo alcalde es mantener la línea de gestión del presidente anterior, una “continuidad”, decía, “si nos dejan trabajar como Dios manda”.

Entre los retos más urgentes de la junta figura el derribo de unas casas, “prácticamente en ruinas”, en la zona de la Bárcena, para posibles aparcamientos. También el proyecto del monumento al Minero, “que queremos acabarlo antes de las Fiestas de San Antolín, e inaugurarlo”.

Sin olvidar la cubierta del frontón “que está solicitada y medio concedida desde el Gobierno”, decían. Santiago Berriolópez aseguraba que, “según me han dicho los consejeros estos días, cuando les comunique la dimisión, me dijeron que se mantendrían los compromisos adquiridos”.

Miguel Ángel Antolín, de 33 años, se incorpora a la junta como vocal socialista: “hay ánimo, a ver si se pueden hacer cosas, lo que se pueda ayudar a todo el mundo”.

Para acabar, a Santiago Berriolópez le ha quedado el mal sabor de boca de “no haber sabido agradecer a los ciudadanos de Otañes ese silencio que han tenido, que es el que está marcando tu buen hacer. Cuando no recibes críticas o comentarios es porque la gente está tranquila”.

De izquierda a derecha Javier Fernández, Santiago Berriolópez, el nuevo alcalde Luis Romero y Miguel Ángel Antolín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *