ALARMA ENTRE GANADEROS POR EL ÚLTIMO ATAQUE DE UNO O VARIOS PERROS QUE MATARON, AL MENOS, A CINCO OVEJAS

23 NOVIEMBRE 2017 /

El pasado viernes, uno o varios perros atacaron un rebaño de ovejas en la zona de La Llosa (entre Sámano y Santullán), matando cinco de ellas y dejando muy malheridas a otras. Se trata éste de un entorno muy transitado y que forma parte de la ruta del Camino de Santiago.

El profesional de la veterinaria que atendió a este rebaño agredido fue Migue Ángel Lavín, con el que hemos hablado hoy en Castro Punto Radio. Ha lamentado que este tipo de episodios, por desgracia, “ocurren cientos de veces al año y es realmente un problemón”.

En el caso concreto del suceso del pasado viernes, Lavín cree que podría tratarse de más de un perro, aunque es algo que no está confirmado porque no se ha podido identificar, a día de hoy, a ningún animal implicado. Ahora bien, este veterinario considera que, en base al tipo de lesiones que tenían las ovejas, “son compatibles con el tipo de mordida que puede tener un Pitbull o un Presa Canario, que tienen mandíbulas prominentes”.

Además del “dramatismo de la situación”, Lavín ha destacado “el importante quebranto económico que supone para el dueño de las ovejas. Cinco fallecieron en el momento, otras tres estaban desaparecidas y supongo que las habrán encontrado muertas también y las que estaban heridas tenían lesiones muy graves y posiblemente haya que sacrificarlas”.

Éste se trata de un rebaño “que está en proceso de cría, con lo que algunas ovejas estaban a punto de parir y un animal de este tipo, con las crías, puede valer unos 300 euros. Todo eso es mucho dinero, además de la pérdida de material genético, porque ese ganadero ha ido seleccionando y metiéndose en carneros que valen mucho dinero para que las ovejas tengan mejor canal genético. Eso se pierde de la noche a la mañana y estamos hablando de gente que no es rica y que trabaja mucho para ganarse la vida con esto”.

Lavín ha lamentado que, “si hubieran muerto cinco perros, aquí tendríamos a todos los medios de comunicación nacionales hablando del problema, pero cuando son otros animales no hay la misma sensibilidad, pese a que es un problema importante”, como ha insistido.

Lo que sí ha mandado es un mensaje de tranquilidad en el sentido de que “el ataque a personas es más raro. Un perro que se haya picado a atacar a ovejas suele centrarse en eso y no tiene por qué ser un motivo de agresividad, sino que sus instintos están ahí. Ha atacado a las ovejas y volverá hacerlo en cuanto tenga posibilidad”.

No sabe qué es exactamente lo que ha sucedido en esta ocasión porque no se ha conseguido identificar a ningún can pero, “por otros casos que conozco, lo que sucede es que, normalmente, el perro se ha escapado de algún caserío o chalé”.

Ha defendido que “los dueños tienen que tener mucho cuidado con estas cosas y, si se ha escapado, porque a todos nos puede pasar, cuando vuelve a casa tienes que darte cuenta si presenta signos de haber estado en algún ataque. Si además has escuchado que por la zona han muerto ovejas, lo normal es que avises. En este caso, se haría cargo de los daños el seguro de responsabilidad, que es obligatorio que tenga el perro”.

Ha dejado claro que “actualmente no se aplican medidas de sacrificio del animal”. Ahora bien, “en caso de que haya denuncias y ataques sucesivos, sería el juez el que tendría que dictaminar”.

Para terminar, Lavín ha querido dejar claro que “no hay perros peligrosos, sino potencialmente peligrosos”. Entiende que su comportamiento, “a no ser que tenga algún tipo de tara”, depende mucho de la actitud del dueño y del tipo de educación que le inculque. “No existe un perro peligroso, sino una interacción inadecuado con el dueño”.

Imagen de la zona donde se produjo este último ataque.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *