EL ALCALDE DE ONTÓN ASEGURA QUE EL PAGO AL AYUNTAMIENTO DE 166.415 NO SUPONDRÍA UN QUEBRANTO ECONÓMICO GRAVE PARA LA JUNTA

19 ENERO 2018 /

El alcalde de Ontón, Javier Gil, ha asegurado que el pago al Ayuntamiento de los 166.415 euros del canon del agua no supondría un quebranto económico grave a la junta. Así se ha pronunciado en Castro Punto Radio después de que el Juzgado de lo Contencioso Administrativo Número 1 de Santander haya estimado parcialmente la demanda presentada por la junta frente a la reclamación del Consistorio castreño, que pedía la devolución de los 310.693 euros (232.907 euros más intereses) procedentes de la ayuda entregada a la Ontón en 2009 a cambio de sus infraestructuras del agua.

Esto supone que debe devolver prácticamente la mitad de lo que lo reclamado, esos 166.415 euros correspondientes a los gastos que no ha podido justificar.

No obstante a esto, Gil considera que “si yo tengo que devolver ese dinero, parte de las infraestructuras del agua tendrían que volver a nosotros. Sería lo lógico porque nos dieron una cantidad económica a cambio de algo que era nuestro”.

La sentencia dictada no es firme y contra ella cabe recursos, que el alcalde de Ontón quiere presentar, ya que defiende que “todo el dinero se gastó en obras que están justificadas con sus correspondientes facturas”. De todas formas, “dar ese paso o no es algo que tengo que consultar con los vocales de la junta porque no es una decisión únicamente mía”. Si fuera por él presentaría ese recurso, además porque “mientras hay oxígeno hay vida. Si el juez no ha dictado sentencia firme es porque hay lagunas y posibilidades”.

Gil se reunió ayer en el Ayuntamiento con el alcalde, Ángel Díaz-Munío y con el secretario interventor de Juntas Vecinales, Manuel Trigo. Un encuentro que ha calificado de “positivo” porque “cuando hay diálogo siempre es bueno”. El alcalde “me dijo que ojala hubiera salido todo bien para Ontón”. Señaló también que “si no presentamos recurso, podríamos llegar a un acuerdo” pero es que el presidente de la Junta de Ontón insiste en que “hemos presentado bien la documentación y creo que el juez lo puede estudiar porque, en su interpretación, el interventor municipal, David Puebla, llega a cambiar de versión hasta en tres ocasiones. Primero valen todas las facturas, luego quita unas que no valían y que hubo que reponer y por último quita todo y sólo vale la mitad. No lo entiendo y nadie me lo explica”.

El problema es que “las cosas cuando se hacen mal sigue mal”. En este sentido Gil ha asegurado que “nosotros cedimos nuestras infraestructuras del agua a cambio de un dinero que debíamos destinar a obras, que son inversiones. Hay facturas que no se han metido y no sé por qué problema. El dinero se ha destinado, por ejemplo, a reparar el local de la Junta, asfaltar caminos, arreglar aceras, a la canalización del río, al parque de scooter, al cementerio…Está gastado en obras. Nos dicen ahora que tiene que ser obra nueva y yo no voy a hacer una casa. Si hay un muro que se cae, habrá que arreglarlo y eso resulta que es reparación y no inversión. Han echado partidas para atrás por ese motivo”. Ha reiterado que, “si se hubiera gastado en fiestas, has cometido una irregularidad pero yo lo tengo todo en facturas de obras”.

Ontón estudiará si presenta recursos o no pero, en caso de no hacerlo o si éste no prosperara, “la junta tendría capacidad para hacer frente al desembolso económico”. Ahora bien, “habría que llegar a un acuerdo con el Ayuntamiento para pagar de forma fraccionada o que se tengan en cuenta las cantidades de la subvención municipal que no hemos percibido”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *