EL ALCALDE DE OTAÑES URGE LA REPARACIÓN DE LA CARRETERA QUE UNE ESTA JUNTA VECINAL CON SANTULLÁN PORQUE “ESTÁ CRIMINAL”

8 NOVIEMBRE 2018 /

Es un problema que se arrastra desde hace mucho tiempo y cuya solución se ha reclamado por activa y por pasiva sin que, de momento, se haya actuado. El presidente de la Junta Vecinal de Otañes, Luis Romero, ha vuelto a reclamar la reparación de la carretera que une esta pedanía con Santullán, “que es tercermundista y no creo que hay otra igual en toda Cantabria”.

Ha insistido en lo “urgente” de actuar en este sentido porque “es una zona que está criminal y por la que pasan diariamente muchos vehículos y los autobuses de los niños”.

Romero pide que, “por lo menos, la asfalten porque no tiene buena cimentación. Ponen parches en los baches y, al año siguiente, se vuelve a ceder el terreno y estamos en las mismas”. Cree que sería conveniente, del mismo modo, que “nos hicieran un arcén porque es una carretera muy estrecha. En un momento apurado que viene un camión de frente, si no hay cabida en el carril, poder pisar ese arcén porque ahora, si te sales del vial, vas al prado. Ha habido muchos accidentes”.

La solicitud de arreglo se ha dirigido al Ayuntamiento que, a su vez, “la manda a la Consejería de Obras Públicas”. De momento, “no ha habido ninguna respuesta. Teníamos concertada una cita con el director general de Obras Públicas, pero no nos han atendido”.

Al margen de este asunto, el alcalde de Otañes considera también urgente que se actúe sobre el colector de aguas fecales. “Están saliendo las aguas fecales al río y hay un vecino que no sé cómo puede vivir en su casa, sobre todo en los días de viento sur o cuando hay poca agua en el río. Estaban trabajando en ello, pero ha debido surgir algún problema”.

Romero se ha referido también a la subvención de 14.925 euros que el Gobierno de Cantabria ha concedido a la Junta Vecinal para actuaciones de prevención de incendios forestales en 2018. El alcalde ha explicado que estas cantidades se utilizan para la contratación de una empresa que se encarga de limpiar zonas que previamente se han valorado con el guardamontes por ser las que más sucias están. En este caso, “serán unas 15 hectáreas que se limpiarán de rastrojos para evitar incendios o que se propague en caso de que haya alguno”.

Para terminar, el presidente de la Junta Vecinal ha trasladado que desde el departamento de Obras municipal “nos han colocado una farola que llevábamos tiempo pidiendo en la zona de Los Corrales. Nos falta la marquesita, que está en una situación precaria”.

En la imagen, Arcillero, uno de los puntos conflictivos de la carretera Otañes-Santullán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *