EL ALCALDE REPASA EN CASTRO PUNTO RADIO LA ACTUALIDAD MUNICIPAL Y LO QUE ESPERA DEL AÑO Y MEDIO QUE QUEDA DE LEGISLATURA

9 ENERO 2018 /

Con el inicio de 2018, el alcalde de Castro, Ángel Díaz-Munío, ha visitado los estudios de Castro Punto Radio para hacer balance del año que acaba de terminar y para repasar la situación actual en el Ayuntamiento, los proyectos en curso y aquellos que CastroVerde tiene intención de sacar adelante.

Todo ello será, en principio, de aquí a final de legislatura, con siete concejales en el equipo de Gobierno de los 21 que hay en la Corporación. Una situación que la formación ecologista viene arrastrando desde la ruptura del pacto de Gobierno con el PSOE.

El alcalde ha reconocido que “cuántos más siempre es mejor” pero, al mismo tiempo, ha defendido que “creo que estamos respondiendo a lo que se debería esperar de nosotros por parte de los ciudadanos y trabajando con entrega, como no puede ser de otra forma, y buscando apoyos, sobre todo de los trabajadores del Ayuntamiento”.

Ha reconocido que “se escapan cosas” pero “igual que pasaría con 11, 13 o 23 concejales” porque “la maquinaria del Consistorio no funciona lo suficientemente bien y se perdería mucho más si los políticos no estuviéramos encima de las cosas”. En este sentido, el alcalde entiende que “damos demasiada importancia al trabajo y a la responsabilidad de los políticos y esa labor no sería tan necesaria si hubiera una buena organización y estructuración de los puestos de trabajo”. Una materia, la de la reorganización del Ayuntamiento, que estaba en el listado de prioridades de CastroVerde a comienzos de legislatura, que aún no ha podido llevarse a cabo, pero que “sigue siendo nuestra intención y en eso estamos, aunque una cosa es la voluntad política y otra que pueda ser posible”.

Sobre el Gobierno en minoría con siete concejales ha señalado que “son los que hay y tenemos la obligación de tirar para adelante”. Ha dejado claro que “estamos trabajando a gusto porque nos unen más cosas que la vida política y eso hace todo más fácil. En esa situación de entrega estamos haciendo frente a los asuntos con capacidad de trabajo y compromiso”.

La ruptura del pacto con el PSOE dejó el Gobierno con esos siete concejales, aunque no se arrepiente el alcalde de la decisión tomada ya que sigue defendiendo que “fue la acertada”. Desde entonces los socialistas están en la oposición manteniendo una postura que “creo no es coherente con lo que debería ser, en el sentido de que se podría esperar mayor colaboración por su parte a la hora de resolver problemas de las ciudadanos y no buscar intereses partidistas. Es a los vecinos a los que deben lealtad”.

Al alcalde le gustaría que los ciudadanos “distinguieran qué hay detrás de una denuncia determinada”. En este sentido, ha hablado de algunas subvenciones que se han perdido y, en concreto de que tenía que ver con la rehabilitación de fachadas. “Hubo parte de falsedad cuando el concejal del PSOE que había llevado este departamento hasta la ruptura del pacto dijo que se había reunido con nosotros para informarnos sobre estas ayudas y que nos había dejado la documentación cuando eso no es así”.

Una labor de oposición, la de los socialistas, que el alcalde cree que “puede tener que ver con una mala digestión por su parte de la ruptura del pacto”.

Ha hablado también Díaz-Munío de una especie de bicefalia, en algunas ocasiones, entre el Partido Socialista y el Grupo Municipal, “que han mantenido posturas distintas en varias ocasiones”. Por ejemplo, “sobre la sentencia absolutoria a Aitor Liendo (relacionada con el posible amaño de premios en La Marmita), el PSOE decía que el Ayuntamiento había falseado los audios y, por otro lado, la portavoz del grupo municipal, Susana Herrán, aseguraba que ella no tenía conocimiento de eso. El PSOE, a veces, va más lejos de lo que va su grupo municipal”.

Al hilo de este asunto y sobre el hecho de que CastroVerde no responda, en muchas ocasiones, con la misma contundencia con la que es atacado, el alcalde ha subrayado que “no queremos que el ciudadano tenga la misma percepción de nosotros que se tiene de otros políticos relacionada con el hecho de que se atacan para ganar votos. Queremos que el ciudadano valore que lo que hacemos y no lo que decimos. No quiero entrar en una batalla o, al menos, hacerlo lo menos posible”.

Preguntado, por otro lado, si CastroVerde está sabiendo vender bien a la opinión pública aquellos proyectos que sacan adelante, ha reconocido que “quizá no lo suficientemente bien, aunque lo intentamos y hacemos lo posible”. De todas formas, “las obras que se han hecho, el pago de las sentencias millonarias o las cuentas saneadas están ahí. Igual nosotros somos más de decir lo que hemos hecho y no lo que vamos a hacer”.

Conseguir la reorganización del Ayuntamiento para que sea más eficaz es una de las tareas pendientes de CastroVerde, aunque “no se nos ha olvidado y estamos planteando meternos en proyectos más arriesgados como la oferta de empleo público para cubrir plazas vacantes en la Policía Local, los Bomberos, la Residencia Municipal y el Ayuntamiento”. Las limitaciones del Gobierno de España a la creación de nuevas plazas siguen estando ahí, pero se pueden cubrir jubilaciones o bajas gracias a la tasa de reposición del 100% para sectores de interés público y por necesidades de urgencia.

“Hace falta ver si tenemos una cobertura presupuestaria suficiente, que creo que no habrá problema, y después sacar esa oferta”, ha señalado el alcalde que, no obstante, ha recordado que “estos problemas de personal no son nuevos, sino que se arrastran de hace varias legislaturas”. Considera que si no se han cubierto las plazas vacantes años atrás ha sido “porque esta oferta tiene efectos desestabilizantes en el Ayuntamiento en el sentido de que hay muchas plazas interinas que pasarían a disposición de cualquier otro funcionario si se abre esa oferta de empleo público. Hay que valorar eso a la hora de dar el paso e intentar que los efectos negativos sean los menos posibles”.

Una de las herramientas fundamentales para el funcionamiento de la Administración Local es el presupuesto, que no acaba de salir adelante. Hasta ahora, el principal escollo era el pago de la sentencia a Ascan, un paso que ya está superado. Con todo, la pelota está ahora en el departamento de Intervención al que “hemos dicho que haga el presupuesto que considere mejor para Castro y nos presente una propuesta y nosotros discutiremos sobre las inversiones a llevar a cabo”. Los apoyos políticos para sacar adelante esas cuentas “creo que pueden venir de todos los partidos porque todos queremos un presupuesto”.

Vuelve a ser fundamental, por tanto, la figura del interventor cuya opinión “no siempre es compartida por nosotros o por parte de sus compañeros. Hay que conseguir que la voluntad de todos ellos vaya en beneficio de los ciudadanos”. Ha asegurado el alcalde que “mi postura con el interventor es de respeto” y ha recordado que “yo no le nombro. Es el que hay y tenemos que trabajar con él y sacarle el máximo provecho, aunque se den en ocasiones situaciones difíciles”.

En cuanto a las relaciones con el Gobierno de Cantabria y hasta qué punto CastroVerde ha sido o no lo suficientemente reivindicativo para que Castro consiguiera inversiones, Díaz-Munío ha dejado claro que “se han trasmitido todas las necesidades que tiene Castro y todos los consejeros saben de ellas. No tengo sensación de que haya pecado por falta de pedir”. Ahora bien, “otra cosa es reivindicar y creo que eso tiene mucho que ver con una contrapartida. Yo no tengo más argumento que trasladar las necesidades y decir que tienen la obligación de cubrirlas”.

Antes de terminar, el alcalde ha señalado que “se está complementando la documentación necesaria para que la integración de los bomberos en la plantilla municipal pase de ser provisional a definitiva. Entre otras cosas, se está trabajando en la Valoración de Puestos de Trabajo. Será cuando todos esos trámites estén finalizados cuando se negocie con los bomberos”.

Sobre el convenio con la empresa Conservas Lolín para su traslado a Vallegón y la instalación de un centro comercial en su actual ubicación, ha señalado que “en esa materia queda mucho por hacer aún” y, por tanto, considera que “es prematuro” hablar de los posibles negocios que pudieran instalarse en ese centro comercial. Ha reconocido que Mercadona “ha venido a hablar conmigo dos veces, pero no creo que tengan nada cerrado con los propietarios de la fábrica”.

CastroVerde se presentará a las próximas elecciones municipales “porque esa es su vocación y porque creo que, además, es bueno para Castro”. Lo que tiene claro Díaz-Munío es que “yo no voy a continuar”. Para el alcalde, por otra parte, “lo que va a trascender no son las personas, sino la forma de hacer política”.

En el siguiente enlace de la página de Podcast de Castro Punto Radio se puede escuchar la amplia entrevista mantenida hoy con el alcalde de Castro:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *