ALGUNAS GASOLINERAS DE CASTRO RECOGEN FIRMAS POR LA PRESENCIA DE PERSONAL EN LAS ESTACIONES DE SERVICIO

19 SEPTIEMBRE 2017 /

En algunas gasolineras de Castro se están recogiendo firmas por “el empleo, la inclusión y la seguridad en las estaciones de servicio”. Encabeza esta campaña el lema “por la tramitación como Ley de la Proposición no de Ley de 5 octubre 2016 por la que se garantiza la seguridad y derechos de personas con discapacidad, consumidores y usuarios con la presencia de personal en las estaciones de servicio”.

Una de las gasolineras en la que se está siguiendo esta campaña de recogida de firmas en la de Islares y hoy hemos hablado en Castro Punto Radio con su responsable, Lourdes Echevarría.

Ha destacado que “las estaciones tradicional apostamos por el servicio atendido, que es más costoso y menos rentable para las empresas, pero que, al mismo tiempo, es una cultura que algunas tenemos de estación de servicio y no sólo de gasolinera”.

Ha lamentado que “están proliferando nuevas formas de trabajo ‘low cost’ en las que no se valora el servicio, sino el precio”. De esta forma, “en los últimos dos años se han perdido 2.700 puestos de trabajo y se calcula que, si se sigue así, 65.000 familias se van a quedar en la calle”.

En Islares “valoramos algo más que un número y estamos aquí con unos servicios añadidos y siempre a disposición del usuario”.

Y es que, “no todos tenemos que saber de todo porque aquí los que trabajan tienen una formación en riesgos laborales y una persona que viene no tiene por qué sabe tratar con un aparato que en un momento dado puede coger aire y revertir el combustible, u otras cosas que pasan a diario y que pueden tener consecuencias negativas”.

La campaña “es para informar a la gente de la importancia del servicio atendido”. Las firmas se remiten a la Asociación de Estaciones de Servicios que después se encargará de hacerlas llegar a la administración.

Lourdes ha reconocido que, en los últimos tiempos está “perdiendo la confianza en los dirigentes porque tengo la sensación de que somos un número y las personas pasamos a un segundo plano. Es muy triste”.

Ha dejado claro que “yo apuesto por no mirar sólo el beneficio, sino hacer un equipo humano de trabajo agradable y de servicio, donde quepamos todos”. En su caso, son seis las familias que viven de ese negocio en Islares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *