BOMBEROS DEL 112 Y DE LOS PARQUES DE CASTRO Y SANTANDER PARTICIPAN EN UN CURSO PARA MEJORAR LA EXCARCELACIÓN EN ACANTILADOS

20 SEPTIEMBRE 2018 /

Bomberos del 112 y efectivos municipales de Santander y Castro Urdiales han mejorado sus competencias en rescate y excarcelación en acantilados. Con formación teórica y práctica, han ampliado sus conocimientos y habilidades en el salvamento de personas tras accidentes con vehículos en entornos tan complejos como los cortados del litoral cántabro.

Se trata de la segunda edición del curso centrado en intervención en costa, que se desarrolla en el marco del Plan de Formación de Emergencias y Protección Civil puesto en marcha por el Gobierno de Cantabria dentro de la programación del Centro de Estudios de la Administración Regional (CEARC), para mejorar la efectividad de los servicios de salvamento y rescate de la región.

En las dos sesiones de las que ha constado, impartidas por técnicos de rescate del Ejecutivo, los efectivos participantes han entrenado el tránsito seguro por el acantilado, tanto en los ascensos y descensos, como en el propio área de intervención; y la planificación de los trabajos a realizar en el lugar del accidente, de especial dificultad, para garantizar una respuesta ágil, efectiva y segura tanto para las víctimas como para los efectivos desplazados.

Para operar en este tipo de sucesos se requiere, en muchos casos, de herramientas autónomas mixtas de separación y corte, que cuenta con un peso aproximado de 30 kilogramos, o de equipos tradicionales hidráulicos con las mismas funciones, de unos 120 kilogramos, cargas que hacen imprescindible su traslado en el helicóptero del Gobierno desde una zona accesible para camiones de bomberos hasta el lugar del siniestro en los cortados del litoral.

Para los casos que requieran de apoyo aéreo, se ha trabajado también la mejora de la coordinación entre los efectivos de tierra y el equipo helitransportado; la unificación de nomenclaturas en las comunicaciones, y las peculiaridades de la carga y transporte en la aeronave del material pesado necesario en los operativos con vehículos precipitados en acantilados.

En la imagen, una prueba práctica que se ha realizado en acantilados cerca de Islares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *