EN CASTRO “EXISTEN 2.609 NIÑOS QUE NO TIENEN PEDIATRA DE FORMA HABITUAL”, DENUNCIA EL SINDICATO MÉDICO DE CANTABRIA

13 JULIO 2017 /

En la sanidad de Castro Urdiales “existe un problema crónico y alarmante, de acepción pediátrica sobre todo, en los centros de salud”. Así lo ha dicho en Castro Punto Radio, Oscar Ortiz, delegado del Sindicato Médico de Cantabria. Es profesional del sector y durante un tiempo estuvo ejerciendo sus funciones en nuestro municipio.

Como ha señalado, en Castro “hay 2.609 niños que no tienen pediatra de forma habitual. En breve serán 3.589 debido a las próximas jubilaciones previstas”. De las seis consultas pediátricas con las que cuenta Castro, “a día de hoy, tres y se prevén cuatro, están atendidas por médicos de familia que no son pediatras y que tiene una formación en este sentido muy general y básica. Además, los cambian de mes a mes e incluso de semana en semana, con lo que me pregunto qué seguimiento se puede hacer de estos niños y sus familias”.

Ortiz tuvo la oportunidad de hablar ayer con una pediatra que “tiene más de 10 años de experiencia y resistencia en Castro”. En base a esa conversación, el delegado del Sindicato Médico ha aportado una serie de datos muy esclarecedores que dan una perspectiva clara de cuál es la situación en nuestro municipio. “En el Centro de Salud de Cotolino hay tres plazas de Pediatría de las que dos estaban cubiertas por pediatras a jornada completa y otra a media jornada. La media jornada restante, o no se cubría teniendo que hacer autocoberturas los otros dos, o se cubría a días sueltos por médicos de familia que cambiaban cada semana”.

En el último año, ese profesional a media jornada se ha trasladado, y sus pacientes han sido atendidos por profesionales de medicina general diferentes, “no pudiendo ofrecerse una asistencia continuada”.

Con respecto a La Barrera, de las tres plazas de Pediatría, “sólo ha habido una con médico a jornada completa y las otras dos variaban entre pediatras y médicos de familia. A día de hoy, únicamente hay un pediatra, que se prevé que se jubile”.

Ortiz se ha referido también a los cupos de pacientes de estos profesionales, “En La Barrera, la plaza de pediatra tiene casi 1.000 niños y las otras dos que cubren médicos de familia, están entre los 900 y los 1.000. En Cotolino, las dos plazas de pediatra cuentan con entre 1.000 y 1.100 niños y las de médico de familia entre 800 y 900, cuando lo recomendable por las sociedades científicas son cupos de, como máximo, 800 niños por profesional”.

El problema en Castro es que “los pediatras y los médicos de familia formados en Pediatría no quieren venir por las pésimas condiciones laborales y de sobrecarga que existen en el municipio”. Y es que, “no se sustituyen las bajas y las vacaciones y el trabajo que realizan cuatro, ahora lo tienen que hacer tres. Esto es una aberración”.

En el caso de Cotolino, se suma el hecho de que hay un médico de desplazados “cuya agenda se llena de pacientes por autocobertura de adultos, y cuando se rebosa, se pasan los niños a los pediatras, aumentando su lista de asistencias”.

Ortiz ha criticado que desde la Consejería de Sanidad “se esté anunciando que tienen cubiertas las pediatrías en Castro hasta las 5 de la tarde, cuando los que cubren eso, a veces, son médicos de familia. Es un engaño a la población a todas luces”.

Todo esto afecta a la atención general y ha insistido este delegado sindical que “no hay cobertura de vacaciones o bajas. Si hay 10 médicos de atención primaria en Castro, el trabajo que antes realizaban 10, ahora lo tienen que desempeñar 6 o 7. Nos están obligando a ver pacientes como si fuesen coches en una cadena de montaje, porque nos ponemos en consultas diarias de 40, 50 o 60 personas. No hay calidad asistencial”.

Con todo, Ortiz recomienda a la Consejería “que se dé una vuelta por los centros de salud a ver cómo están las cosas”. La Vicepresidenta del Gobierno de Cantabria, Rosa Eva Díaz Tezanos, defendía hace unos días en Castro Punto Radio que el Gobierno regional había desbloqueado la oferta de empleo público después de varios años. Este argumento no sirve a Ortiz. “El papel lo aguanta todo. Hay convocadas unas oposiciones desde 2015 para 50 plazas de médicos de familia, pero a día de hoy no sabemos ni cuando nos vamos a examinar”. El problema le tenemos actualmente y es la falta de planificación y gestión sanitaria en esta comunidad desde hace una década”.

Ha aseguro que “se ha maltratado al médico eventual y se le ha invitado a ir a otras comunidades, donde se les ofrecían mejores condiciones laborales, mejores contratos y más salario, porque decían que había un exceso de médicos eventuales. En 2017 nos encontramos con que la bolsa de trabajo está vacía”.

La clase política “dice muchas cosas en los micrófonos, le gustan mucho los titulares y, mientras se dan todos estos problemas, desde la Consejería siguen con su mundo de color rosa y propagandístico de lo bien que está la atención primaria. Déjense de titulares y discursos y solucionen esta situación crítica. Póngase a trabajar y dejen de manipular a la población. Qué tiene que ver la situación crítica de sustituciones en Castro con la oferta de empleo público. Saben que tienen un problema y queremos que se pongan a solucionarlo ya, y no nos vacilen más”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *