EL CENTRO DE INTERPRETACIÓN MARÍTIMO Y MEDIOAMBIENTAL DE ORIÑÓN, DE MOMENTO, NO SE PODRÁ EJECUTAR. SE PIERDE UNA SUBVENCIÓN DE 45.000 EUROS

17 OCTUBRE 2018 /

Entre los proyectos que se habían presentado y aprobado para recibir las ayudas del Grupo de Acción Costera (GAC) Oriental de Cantabria se encontraba uno de la Junta Vecinal de Oriñón que consistía en la construcción de un Centro de Interpretación del entorno marítimo y medioambiental de Oriñon y la ría. Un proyecto que está teniendo serios problemas y todo apunta a que tendrá que quedar aparcado, de momento.

Como ha explicado en Castro Punto Radio el gerente del GAC Oriental, Roberto Gutiérrez, los solicitantes de estas ayudas tenían de plazo hasta el 31 de octubre para llevar a cabo los proyectos, teniendo en cuenta que “nosotros tenemos que justificar ante el Gobierno de Cantabria, antes de que acabe el año, lo que se gasta de cada anualidad”.

Con este telón de fondo, el problema de Oriñón “no ha sido la financiación porque, además de los 45.000 euros que aportaba el GAC, ellos habían conseguido el resto hasta los más de 100.000 que costaba el proyecto”. Por tanto, “su problema ha sido la burocracia, los plazos y las previsiones”. Desde Oriñón han trasladado a Gutiérrez que “la junta informó a Costas sobre este proyecto y la respuesta ha sido que, al ser un centro de interpretación de nueva construcción, necesita una permiso adicional de la Consejería de Obras”.

A día de hoy, los trabajos de construcción de ese Centro de Interpretación no han podido comenzar. “Está por ver si el Gobierno de Cantabria le da ese permiso aunque, si así fuera, irían fuera de plazo para justificar”. Desde el GAC Oriental “podemos hacer una prórroga para los que anden pillados de tiempo, pero serían tres o cuatro semanas como mucho, lo que no serviría a Oriñón”.

Con la intención de agotar todas las posibilidades, el Grupo de Acción Costera, como ha explicado Gutiérrez, “pidió una ampliación de plazo al Gobierno de Cantabria para que los proyectos de este año 2018 se pudieran justificar y terminar hasta mayo de 2019. Nos lo han denegado”. No obstante, “hemos vuelto a insistir para ver si salvamos a determinados promotores, como puede ser Oriñón”.

Ahora hay que esperar a la nueva respuesta del Gobierno y, en base a lo que ya dijo en una primera solicitud, se antoja complicado que vaya a dar el visto bueno a la prórroga. Con todo, la Junta Vecinal tendría que renunciar a la subvención y al proyecto”. Al menos de momento porque “nada le impide presentarse a otra convocatoria de ayudas, aunque el proceso partiría de cero”.

Infografía del proyecto del Centro de Interpretación presentado por la Junta Vecinal de Oriñón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *