EL COLECTIVO PARA SALVAR EL MIRAMAR ANIMA A “TRASLADAR A LOS POLÍTICOS EL SENTIR DE LOS CIUDADANOS” EN LA MANIFESTACIÓN DEL DOMINGO

30 OCTUBRE 2017 /

Como ya hemos informado, un grupo de castreños denominado Colectivo Ciudadano para Salvar el Hotel Miramar, se ha unido para tratar de evitar el derribo de este inmueble. Con este fin, han organizado una manifestación, que saldrá de la plaza del Ayuntamiento el domingo a las 13:00 horas.

Son muchas las personas que se han volcado en la organización y difusión esta cita y que se han unido al Colectivo Ciudadano, cuya puesta en marcha partió de una idea del castreño Kepa Gabancho, con el que hemos hablado hoy en Castro Punto Radio.

Ha señalado que “estamos un poco hartos de ver cómo Castro va perdiendo sus edificios emblemáticos. Ya hemos sido suficientemente castigados como para que ahora se gaste un dinero público para derribar un inmueble que tiene interés arquitectónico, cuando se puede invertir en su rehabilitación”.

La marcha del domingo tiene, como ha señalado Gabancho, un único objetivo: “trasladar a los políticos el sentir de la ciudadanía para que luchen por el Miramar”. Este colectivo tiene claro que el primer paso debe ser “pedir el indulto y salvarlo. Ése es el primer curso y el segundo ya será pensar en los usos porque, si se tira, difícilmente vamos a poder darle utilidad”.

Evitar el derribo “está en manos de los políticos” y, por eso, Gabancho espera que la manifestación sea “masiva y clamorosa”, ya que “así mandaremos un mensaje a la Dirección General de Cultura, que es la que debe mantener contactos con el Ministerio de Medio Ambiente y con Costas”.

La del domingo será una “marcha pacífica lejos de colores políticos”. Pese a que dentro del colectivo organizador “hay personas con distintos pensamientos en otros ámbitos”, la intención es que, en lo que respecta al Miramar, “seamos todos una voz”.

Gabancho espera que la manifestación sea masiva, pero reconoce que tiene “ciertas dudas de la respuesta de la ciudadanía”. Por eso ha dejado caro que “aquí no estamos reivindicando cosas que puedan generar odios o enfrentamientos, sino que se trata de una convocatoria en la que vamos a ser una sola voz. La gente tiene que valorar qué recuperamos con ese edificio derribado, que es nada; y qué podemos recuperar con él indultado. Sin dudas puede ser de grandísima utilidad en el futuro para nuestros jóvenes”.

Ha animado a “no quedarse en casa” porque “desde casa no daremos ese pequeño empujón para salvar el Miramar, un edificio emblemático que se podría rehabilitar y volver a su estado inicial si todas las administraciones fueran de la mano para conseguir financiación”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *