EL COLEGIO DE ARQUITECTOS DE CANTABRIA PROPONE CONVERTIR EL MIRAMAR EN UN CENTRO CULTURAL DE LA MAR Y SU COSTA

3 NOVIEMBRE 2017 /

En un nuevo intento de salvar de la demolición el edificio que albergaba el Hotel Miramar, el Colegio de Arquitectos de Cantabria propone la creación en el inmueble de un centro de la cultura del mar y su costa, “para su conocimiento en sus múltiples facetas y puesta en valor de sus paisajes, recursos y tradiciones”.

El vocal de este colectivo, Domingo de la Lastra, ha dado en Castro Punto Radio todos los detalles sobre esta propuesta en base a la cual el edificio asumiría tres ámbitos de interacción socio-cultural: Expositivo, didáctico y actividad cultural. Usos que, “por su adaptabilidad y superficies necesarias para su desempeño, se adaptan perfectamente a las características y tamaño del edificio, con una gestión fácil y premeditadamente económica”.

La parte expositiva habría de disponer, según ha explicado De la Lastra, de:

-Área de exposición permanente, para una instalación divulgativa destinada a los diversos grupos sociales y colectivos, familias, mayores, turistas y público en general.

-Área de exposiciones temporales, con el fin de mantener una permanente renovación de la actividad expositiva.

-Área educativa: Dedicada prioritariamente a la recepción y visita de colegios y colectivos de la ciudad y zona oriental de la región.

-Área de actividades culturales: Pretende dar cabida a todo tipo de conferencias, talleres, mesas redondas, coloquios, etc., relacionadas con la temática del centro.

Por las características arquitectónicas y el valor cultural e histórico asociado a este edificio, se propone también su declaración y protección como Bien Inventariado del Patrimonio Cultural de Cantabria. Este acuerdo “ratificaría su valor intrínseco y sería el soporte que avale la propuesta de dedicarlo como equipamiento cultural de uso público”. De la Lastra ha recordado cómo “esto es algo que se viene pidiendo hace tiempo pero que las instituciones no acaban de decidir, pese a que hay un cierto clamor de que se defienda”.

Sobre el diseño actual del edificio, destaca el vocal del Colegio de Arquitectos que “si bien ha sufrido modificaciones a lo largo del tiempo que han desvirtuado su imagen, especialmente en su exterior, estas son fácilmente reversibles”. Se dispone de “abundante información gráfica y fotográfica del exterior del edificio y conocimiento de los materiales y técnicas de construcción empleados en su ejecución, lo que permitiría acometer trabajos de rehabilitación de manera fidedigna y económica”.

En lo que respecta al interior, “permitiría el inicio de las actividades propuestas con leves reformas de la edificación y una inversión inicial muy ajustada”, ya que, entre otras cosas, “algunos de los espacios que ya hay son perfectamente adaptables a salas polivalente”.

De la Lastra defiende que, por sus valores patrimoniales, sus características arquitectónicas, su historia y situación, el edificio es idóneo para la nueva función social que se propone, “y que no tiene sentido en cualquier otro local o contexto urbano”.

Para hacer posible y razonable la actividad del centro y la viabilidad y sostenibilidad de su gestión en el tiempo, se propone vincularse a instituciones afines de alcance local, regional y nacional, cuya relación facilite, abastezca y oriente en gran medida su labor:

– Museo Marítimo del Cantábrico. Tiene su sede principal en Santander. “Funcionaría a modo de Sub-sede como una manera de delegar y promocionar su acción cultural hacia la segunda ciudad costera más importante de la región. Compartir material de sus fondos expositivos, exposiciones temporales y actividades culturales como conferencias, mesas redondas proyecciones, presentación de libros, coloquios, etc”.

– Museo Etnográfico de Cantabria. Tienes su sede principal en Muriedas, Camargo. “Se actuaría de manera similar al caso anterior. Serviría a la vez para difundir y extender la acción cultura del Museo Etnográfico en otras zonas de la región”.

– Consejería de Educación del Gobierno de Cantabria. “Crear un programa de visitas periódicas de colegios e institutos, a manera de clases o actividad monográfica dedicada a la cultura de la costa, en el municipio de Castro Urdiales y zona oriental de la región”.

– Demarcación de Costas, “con el fin de encauzar, a través del centro, actividades culturales en colaboración”.

– Ayuntamiento de Castro Urdiales, “para la colaboración permanente y conjunta de cuantas actividades sociales y culturales deseen acometer o colaborar. Relación y visitas para colectivos sociales y vecinales del municipio”.

Para De la Lastra, la colaboración entre instituciones de diversa naturaleza y escala resulta “un ejercicio de madurez social e institucional que da idea de coordinación entre administraciones que anteponen el interés ciudadano a las dificultadas para formar acuerdos”.

La delegación o colaboración con los principales museos para la creación de centros satélites en diversos enclaves de la región, “responde a un modelo vigente en otras regiones y países que tiene como ventajas evidentes la aproximación de los recursos culturales de los museos a poblaciones en donde no está ubicada la sede principal”. Además, “rentabiliza los recursos, pues concluido el periodo de estancia de cualquier exposición, conferencia o coloquio, estos se mantienen activos para trasladarse a otras localidades, donde llegará a un mayor número de ciudadanos, multiplicando el aprovechamiento de las inversiones que se hacen”.

Se da también la circunstancia de que “abrir la colaboración a diversas instituciones y administraciones, puede facilitar el acceso a recursos económicos, además de procurar algún tipo de entrada o fuente de ingresos que facilite y haga razonable su mantenimiento en el tiempo”.

Esta propuesta se ha presentado ya ante la Consejería de Cultural y el Ayuntamiento de Castro, como una de las que encajarían dentro de los usos a los que se limita la normativa de Costas, ya que “necesitamos un lugar vinculado al mar y a la costa para ejercer esta función, que no tendría sentido dentro del casco histórico, por ejemplo. Tendría sentido en el Miramar porque en esa zona ha ocurrido la historia de la costa”.

De la Lastra ha asegurado, para terminar, que habrá representación del Colegio de Arquitectos de Cantabria en la manifestación convocada por el Colectivo Ciudadano para Salvar el Miramar el domingo, con salida a las 13:00 horas desde la Plaza del Ayuntamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *