COMENZADA LA TEMPORADA DE BAÑO, LA PLAYA DE ORIÑÓN SIGUE SIN LIMPIAR, SIN PASARELAS DE ACCESO Y SIN LA NUEVA DUCHA QUE SE PRETENDÍA INSTALAR

4 JUNIO 2018 /

El pasado fin de semana comenzaba la temporada de baño en las playas castreñas con la incorporación del servicio de socorrismo y vigilancia. Sin embargo, la playa de Oriñón sigue sin contar con las pasarelas de acceso y con la segunda ducha que la Junta Vecinal quería instalar y para lo que pidió permiso a la Demarcación de Costas.

Concedido ese permiso a comienzos de mayo, desde la junta se remitió petición al Ayuntamiento para “que marcaran donde se debía hacer el enganche de agua y para hablar de la obra civil, y aún estamos esperando respuesta”. Así lo ha señalado en Castro Punto Radio el alcalde de Oriñón, Guzmán Miranda, que ha reconocido que “pensábamos que lo más difícil iba a ser conseguir los permisos y resulta que ha sido lo más sencillo”.

La junta ha comprado ya la mencionada ducha y sabe dónde debe colocarla, en base al permiso de Costas. “Será en la zona más pegada a la ría, que es un entorno muy concurrido ahora”. Por tanto, “sólo necesitamos que el Ayuntamiento nos diga por dónde podemos llevar el enganche de agua y si la obra civil de colocación de la ducha la van a hacer ellos o la tenemos que hacer nosotros”.

Desde la primera petición, a comienzos de mayo, muchas han sido las remitidas al Consistorio “sin respuesta de ningún tipo”. Miranda tampoco ha podido hablar con el concejal de Obras, José Arozamena porque, “no me ha cogido el teléfono”.

Con todo, de momento y a la espera de la reacción del Ayuntamiento, la playa de Oriñón sólo cuenta con una ducha, “la que tenemos en funcionamiento todo el año porque conseguimos, en su momento, que Costas nos la dejara permanente, teniendo en cuenta que la playa se usa también fuera de la época estival para tema de surf y demás”.

Tampoco desde el Ayuntamiento se han colocado todavía las pasarelas de acceso: las dos que habitualmente hay en Oriñón y una tercera que Miranda quería que se instalase en la zona de la ducha nueva. “Esperemos que les estorben en el almacén y que las traigan ya para su colocación”.

No son estos los únicos problemas que tiene esta playa que, a día de hoy, “sigue sin limpiarse”. Y es que, “el Ayuntamiento no quiere reconocer que es una playa urbana, cuando está así catalogada por Costas. Está completamente abandonada y estamos con la pelea de todos los años. Ahora mismo se pueden hacer 50 hogueras con los palos que hay y no se puede andar por ningún sitio”. Por el contrario, “la playa de Sonabia, del municipio de Liendo, ya está limpia y lista para el verano”.

Insiste Miranda en que el arenal es urbano y, por tanto, desde el Consistorio “no me pueden decir que si mandan a los servicios de limpieza que tienen en Castro se quedan sin personal. Pues que amplíen. El primer año puedo entender que te coja con el pie cambiado, pero el segundo pon solución. Es la lucha de todos los años”.

Entiende el alcalde de Oriñón que “el Ayuntamiento no tiene contemplado, dentro del contrato con la empresa de limpieza, el acudir a esta playa”.

Así las cosas, “habrá que esperar a que nos manden algún trabajador de Corporaciones Locales, si nos mandan, para que limpien lo mayor. Otros años se ha hecho así y luego también se hacen quedadas con vecinos que están limpiando”.

Unos vecinos que “saben de las limitaciones que tiene la junta y que la mayoría de las cosas se hacen vía Ayuntamiento. La sensación de los ciudadanos es de dejadez por parte del Consistorio. Saben que nosotros hacemos los trámites necesarios y que llegamos hasta donde podemos. Es más, el otro día vino un vecino a preguntar si nos importaba que limpiara la zona donde están las máquinas biosaludables y lo ha limpiado”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *