EL CONSEJERO DE OBRAS DEJA CLARO QUE LA DECISIÓN DE CONSTRUIR UN TEATRO EN EL SOLAR DEL ÁGORA ES DEL AYUNTAMIENTO, NO DEL GOBIERNO

INFO _CALLE

1 JUNIO 2018 /

División de opiniones en el seno de las agrupaciones políticas municipales y entre la ciudadanía al respecto de la construcción de un centro multiusos con teatro en la parcela del antiguo cine-club Ágora. Diferentes opiniones en cuanto a si esta instalación, tal y como está pensada, cubre o no las necesidades del municipio, en cuanto a si hay que aprovechar la oportunidad que se ofrece o pensar en otra parcela, y alusiones también al coste de la instalación, que se estima inicialmente en unos 3,8 millones de euros, que financia Gesvican para que después el Ayuntamiento lo devuelva con pagos anuales durante 20 años.

Con este telón de fondo, hemos hablado en Castro Punto Radio con el consejero de Obras Públicas del Gobierno de Cantabria, José María Mazón, que ha dejado claro que “es el Ayuntamiento el que ha decidido los usos que se le dan a esta parcela”. Ha recordado cómo “hubo varias conversaciones e, inicialmente, había distintas opciones de uso, y la decisión final de hacer el teatro fue de la Corporación municipal. Ni siquiera del alcalde. Tuvieron un proceso participativo dentro de los representantes municipales”.

Preguntado sobre la posibilidad de que este mismo convenio se alcanzara para otra parcela, otro proyecto y otras dimensiones más ambiciosas, el consejero ha señalado que “posibilidades siempre hay, lo que ocurre es que el objeto inicial del proyecto y la idea primitiva era aprovechar ese solar, ese espacio y las ruinas romanas”.

Ha afirmado que, “por supuesto, siempre se pueden hacer cosas en otro sitio más ambiciosas, pero inicialmente la idea que planteó el PRC en Castro fue la de hacer algo en el solar del Ágora para aprovechar este espacio”. Por eso “se ha planteado ahí, lo que no quiere decir que no se puedan hacer cosas en otro sitio, pero yo ya no quiero hacer de alcalde. Por lo tanto, es un tema municipal y a mí me parecen bien las decisiones que tomen”.

Desde Gesvican, “estaríamos dispuestos a cualquier colaboración con el Ayuntamiento de Castro o el que sea en los términos del convenio que se alcance. Estamos abiertos, pero no es el caso en este momento, en el que estamos en lo que estamos”.

Por lo demás, en cuanto al diseño del futuro centro multiusos, ha insistido en que, de cara a la firma del convenio de colaboración entre Gesvican y el Ayuntamiento, “lo que se hizo fue una especie de proyecto funcional y no de construcción. Ni siquiera un anteproyecto, sino un estudio de necesidades del Consistorio y de lo que se pretendía hacer”. Con esta base, “vamos a realizar un proyecto de construcción, cuya redacción se sacará a licitación en breve, y en el que quedarán definidos los parámetros en cuanto al tamaño del salón de actos, los despachos, etcétera”.

El redactor que resulte adjudicatario, “va a presentar las condiciones que se le requieran en el pliego y, durante la redacción, va a plasmar su oferta en coordinación con los técnicos de Gesvican y del Ayuntamiento, para que le demos el visto bueno o propongamos cambios”.

Una vez adjudicada esa redacción, “se espera tenerla terminada para final de año aproximadamente. Cuando el Ayuntamiento lo apruebe se licitará la obra”. Con todo, desde la Consejería se calcula que “las obras puedan comenzar antes de que acabe esta legislatura”. A partir de ahí, el plazo de ejecución de las mismas “no será de menos de un año”.

En cuanto al coste del inmueble, el consejero ha señalado, del mismo modo, que los importes recogidos en el convenio, que habla de un pago por parte del Ayuntamiento de 200.000 euros anuales durante 20 años, son estimaciones.

En cualquier caso, ha habido críticas al respecto de la financiación por parte de diferentes fuerzas políticas, entre ellas, Podemos, que ha hablado de “préstamo abusivo” de “usura” por parte del Gesvican y ha señalado que “se prestan dos millones y se acaban pagando cuatro”.

Para el consejero, estas manifestaciones “no tienen mucho sentido. Las palabras, uno es libre de decirlas pero, en este caso, no tienen ningún fundamento”.

Ha dejado claro que “al Ayuntamiento se le va a cobrar el valor real. Si los contratistas, como se espera, hacen una baja considerable sobre el proyecto, nosotros le vamos a aplicar la baja al Consistorio. No aspiramos a obtener ningún beneficio, sino a hacer las cosas bien. Una empresa pública como Gesvican, sin ánimo de lucro, no practica la usura ni la practicará nunca”.

Planos e infografías del estudio de la obra del teatro en el Ágora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *