COSTAS ELABORARÁ UN INFORME PARA VALORAR EL ESTADO DEL TÚNEL DE MIOÑO QUE DESEMBOCA EN EL CARGADERO 

28 DICIEMBRE 2017 /

Hace unos días informábamos cómo, a finales de la semana pasada, piedras de grandes dimensiones se desprendían del talud de la entrada al túnel que hay en Mioño y que desemboca en el cargadero de mineral. La boca de dicho túnel ha quedado prácticamente cerrada y se ha tenido que reforzar el cerramiento ya existente para evitar el paso de personas.

El concejal de Obras, José Arozamena ha cursado visita a la zona, acompañado por responsables de Medio Ambientes del Gobierno de Cantabria y el vigilante de Costas. Como ha detallado en Castro Punto Radio, “mientras estábamos allí, seguían cayendo piedras. Todo está muy inestable y hay rocas prácticamente colgando”.

Para poner solución a este asunto, “será necesaria la elaboración de un informe técnico del que se encargarán los ingenieros de Costas”. En cualquier caso, “es un problema gordo y la solución será complicada y arriesgada”, como le comentó a Arozamena el vigilante de Costas. A esto se añade el hecho de que “todo pasa por cantidades dinerarias de las que siempre estamos escasos”.

Al respecto de este túnel, el concejal de Obras ha lamentado que “a perro con sarna todas las pulgas se le arriman”. Y es que, este último desprendimiento “es de preocupar porque ha caído un extracto entero y piedras de grandes dimensiones”, pero “al poco tiempo de inaugurarse las obras, hubo ya un derrumbe, por causas que se escapan a cualquiera, y que cegó la entrada”. Desde entonces, el acceso está vallado aunque en los últimos días ese cerramiento se ha reforzado por parte de Costas.

En este sentido, el edil ha recordado que “nadie puede pasar y cualquier persona que lo haga será sancionada porque es una irresponsabilidad siquiera acercarse al cerramiento, ya que la zona está muy peligrosa”.

Al margen de este asunto, se ha referido a los trabajos que se están realizando en otro túnel, el del Vizconde. Según ha dicho, “van bien”. Desde la Concejalía “ayer queríamos apoyar a la empresa adjudicataria en tareas de limpieza en el interior, pero la meteorología estaba en nuestra contra para trabajar allí”. En el día de hoy, con los contratados por Corporaciones Locales, “se iban a hacer labores para podar y arreglar los setos que están sobre la acera en la boca que da a Urdiales”.

Imagen del desprendimiento en el túnel de Mioño que desemboca en el cargadero de mineral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *