LA GUARDIA CIVIL DETIENE A UNO DE LOS TRES JÓVENES QUE, EN UN VEHÍCULO ROBADO, HUYERON DE LA POLICÍA LOCAL, QUE REALIZÓ UN DISPARO DISUASORIO

20 OCTUBRE 2017 /

La Guardia Civil de Cantabria procedió ayer a la detención de un joven y a investigar a otros dos, de 18,19 y 21 años respectivamente, vecinos dos de ellos de Castro Urdiales y el tercero de Treto, a los que se considera presuntos autores de la sustracción de un vehículo en Vizcaya, con el que el detenido, que carecía de permiso de conducción, condujo por las localidades de Laredo y Castro Urdiales, con grave riesgo para la circulación, viandantes y agentes que intentaban detenerles, arremetiendo contra vehículos policiales, causando importantes daños y alarma social en las citadas poblaciones.

El pasado día 11 de septiembre, tanto la Guardia Civil como la Policía Local de Laredo recibieron llamadas de la existencia de un vehículo tipo “pick up” en la zona vieja del casco urbano de esa localidad, circulando de forma temeraria.

Una patrulla de la Policía Local detectó el vehículo en la calle Constitución de Laredo, ocupado por tres varones, procediendo uno de los agentes a tratar de identificar al conductor, momento en que éste aceleró, dando marcha atrás y posteriormente hacia adelante, comenzando a embestir contra el vehículo policial y otros estacionados, abriéndose hueco y emprendiendo la huida a gran velocidad, saltándose semáforos en rojo e incluso llegando a circular en sentido contrario, tomando dirección a Castro Urdiales.

El citado vehículo, que figuraba como sustraído el pasado 9 de septiembre en Vizcaya, fue nuevamente localizado por una patrulla de la Guardia Civil, dándose a la fuga en la zona de Vela Mayor en Castro Urdiales, comunicándose esta circunstancia a la Policía Local para tratar de interceptarlo, detectándolos estos últimos circulando de forma temeraria por la localidad, adelantando en plena curva, realizando derrapes y haciendo caso omiso a las señales de los agentes.

Posteriormente la patrulla de la Policía Local de Castro Urdiales consiguió detenerlos, si bien golpearon en varias ocasiones contra el vehículo patrulla con los agentes en su interior, hasta que consiguieron abrirse hueco y continuar la fuga a elevada velocidad por encima de la acera (en la calle Leonardo Rucabado) con manifiesto peligro. Ante la forma violenta de proceder de los sospechosos y ante el desconocimiento del potencial de peligrosidad de los mismos, uno de los agentes realizó un disparo disuasorio para intentar poner fin a la huída.

A pesar de las diferentes acciones para detener el vehículo, consiguieron nuevamente evadir la acción policial, siendo abandonado el mismo en una pista forestal entre Allendelagua y Castro. Una vez realizada la recuperación, se pasó aviso a la persona denunciante quien informó que el vehículo presentaba diferentes daños que anteriormente no tenía.

A partir de este momento, la Guardia Civil de Castro Urdiales, a través de efectivos del Área de Investigación, inició diferentes indagaciones para averiguar la identidad del conductor y ocupantes del vehículo, consiguiendo saber que, tras abandonar el reseñado vehículo, se fueron a un salón de juegos de Castro, en el que estuvieron un tiempo prolongado continuando “la noche”.

Estas indagaciones hicieron posible obtener diferentes datos que posibilitaron centrar la investigación sobre tres jóvenes vecinos de Castro Urdiales y Treto, averiguando la identidad de los mismos.

Finalmente en la mañana de ayer, se procedió a detener al joven que presuntamente conducía y que además carece de permiso de conducción, e investigar a los otros dos ocupantes, siendo considerados los tres como presuntos autores de la sustracción del vehículo.

Los daños causados sobre vehículos estacionados, policiales y el propio sustraído superan los 13.000 euros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *