ELENA GARCÍA HA DEFENDIDO QUE LAS CARENCIAS EN EDUCACIÓN EN CASTRO “SE TRASLADAN A LA CONSEJERÍA”, PERO “YO NO VOY A REGALAR OÍDOS NI PROMETER LO QUE NO VA A SER”

16 MAYO 2018 /

El pasado lunes se celebró una reunión entre los integrantes de la plataforma PAMA y la concejala de Educación, Elena García. Un encuentro del que los padres y madres de alumnos de las pedanías afectados por los problemas del transporte escolar saliendo “desangelados”, alegando “carencias” por parte de la edil y dudando de la capacidad que tendría de defender sus intereses ante la Consejería de Educación. Así lo señalaba ayer en Castro Punto Radio una de las madres, Susana Gómez.

Hoy hemos recogido las opiniones al respecto de la concejala, que entiende que esas manifestaciones “son percepciones subjetivas que yo no puedo cambiar”. Ahora bien, ha defendido que “conozco la situación de la educación en Castro bastante bien porque es algo en lo que llevamos trabajando años desde CastroVerde”. Una situación que “ha cambiado en cierto modo a mejor, teniendo en cuenta que disponemos de un tercer instituto que da cobertura a las necesidades”.

No obstante, ha insistido en que conoce “las carencias que puede haber en Castro y, por supuesto, se trasladan a la Consejería de Educación”. Si los padres y madres no se dieron por satisfechos con esa explicación, “evidentemente lo que no voy a hacer es regalar oídos ni prometer cosas que no vayan a ser”. Y es que, “las competencias del Ayuntamiento en materia educativa se limitan al mantenimiento de colegios a nivel de infraestructuras y a dar cobertura a las demandas en las que podamos colaborar con los centros educativos en materias como subvenciones para semanas culturales o talleres”. A partir de ahí, “poco más al margen de ser reivindicativos, desde nuestra posición, con las competencias en educación que son del Gobierno de Cantabria”. En este sentido, no sabe Elena García “qué carencia vieron en mí desde PAMA”.

La concejala ve necesario “que la sociedad se mueva y sea reivindicativa” y, por tanto, valora positivamente la creación de esta plataforma. No obstante, desde su experiencia, ha recomendado a estos padres y madres que, “si de verdad quieren hacer propuestas, que estudien bien los temas y no vayan sólo desde casos concretos que les hayan pasado, por muy respetables que sean, que lo son. Creo que hay que ir más allá, ver el global y no sólo desde la experiencia personal. Que te puede pasar un caso, pero ése es tu caso”.

Centrándose en el transporte escolar, ha señalado que, “por mucho que nos empeñemos en decir que se ha quitado, no ha sido así. Está organizado como está y se distribuye para unas pedanías en función de los centros de adscripción. Otra cosa es que hagan una propuesta diferente de distribución que lleven a la Consejería. Eso lo veo más realista para que tenga efectividad”.

Ha dejado claro que “las juntas vecinales tienen transporte escolar y negarlo es negar la evidencia. Otra cosa es que tú, por lo que sea, puntualmente has estado en un centro y no era tu centro adscrito. Después habrá casos injustos y la Consejería ha dicho que los iba a atender”.

Los niños que, por el motivo que sea, tienen que ir a otro instituto y no tengan transporte escolar “pueden intentar coger el Castrobús”. En este sentido, ha explicado que el abono escolar puesto en marcha por el Ayuntamiento y que permite hacer el viaje al centro educativo a mitad de precio “se aplica a cualquier trayecto del Castrobús, vivan donde vivan. Llevamos dos años con esta medida y, en el último curso, son más de 200 abonos los que se han emitido, para personas del centro y de las pedanías. Nosotros no discriminamos y se hace para todos. Otra cosa es que haya personas que no se han enterado por el motivo que sea”.

Sobre la queja de algunos padres al respecto del hecho de que las frecuencias del Castrobús en determinadas juntas no coinciden con el horario de entrada a los institutos, la concejala ha dicho que, “en algunas líneas, como la de Sámano, hay un autobús a primera hora. A lo mejor los escolares llegan muy pronto al centro educativo, pero es que no es un transporte específico para los escolares, sino que es para todos y tiene que adaptarse a todos los ciudadanos. No es un transporte escolar. Igual hay algunas pedanías a las que no da servicio, pero a otras sí”.

Los que no tengan esa solución, “tienen transporte escolar, que lo hay, sólo que a lo mejor no al centro que tú quieres”.

Elena García ha señalado que ha hablado con la directora general de Educación “que me dijo que se iban a mirar esos casos particulares que pudieran ser injustos. Hemos pedido una reunión para tratar este tema y otros pendientes, y eso es lo que hemos trasmitido a PAMA”.

Una plataforma que ha puesto en marcha una recogida de firmas relativa a ese transporte escolar. Una iniciativa que la concejala cree que “puede ser un poco precipitada, teniendo en cuenta que la Consejería está estudiando esos casos particulares y les va a dar solución”.

En el caso del Ayuntamiento “lo primero que tenemos que hacer es escuchar de la Consejería cómo tiene organizadas las rutas para saber si podemos hacer una propuesta diferente. Sin conocer esta organización concreta no se puede. No es que yo no me haya preparado la reunión, como han dicho desde PAMA, sino que soy prudente porque me corresponde serlo. Es otra administración la que tiene las claves, la visión global y los datos de qué rutas hay y cómo se organizan. Todos queremos mejoras si detectamos que esa organización está mal”.

Para terminar, ha hablado de la masificación en los institutos y ha señalado que “no es un tema nuevo. Hay carencias y eso es algo que sabemos el Ayuntamiento y el Gobierno de Cantabria”.

Elena García ha defendido que se reunió con la plataforma de padres y madres “con toda la buena intención y eso tiene que primar y no un enfrentamiento estéril”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *