GOBIERNO Y AYUNTAMIENTOS SE COORDINAN PARA SER MAS EFICIENTES Y RÁPIDOS EN LAS INCIDENCIAS QUE OCURRAN EN LA TEMPORADA DE PLAYAS

5 JUNIO 2018 /

Técnicos de Protección Civil del Gobierno de Cantabria, personal del 112, sanitarios del 061 y responsables municipales han mantenido hoy una reunión de coordinación para preparar la cobertura de los servicios de vigilancia de las playas de la región para este verano. Se pretende, así, aumentar las cotas de eficiencia de los efectivos y reducir los tiempos de respuesta en las incidencias que ocurran en la presente campaña estival.

Con este objetivo, se ha trasladado a los representantes de los consistorios la información necesaria para que conozcan todos los detalles relacionados con posibles operativos que se pueden poner en marcha, los recursos humanos y materiales de los que disponen las diferentes administraciones, y los protocolos establecidos en materia de salvamento. De este modo, fomentando un trabajo conjunto y coordinado, se pretende dotar de mayor seguridad a las personas que este verano disfruten de los arenales cántabros.

En declaraciones a Castro Punto Radio, la subdirectora general de Protección Civil del Gobierno de Cantabria, Jezabel Morán, ha resaltado que, “en el ámbito de la Protección Civil, hay muchos organismos implicados y, para nosotros, un principio fundamental es el de la coordinación. El socorrismo en playas es una actividad más que requiere de esa coordinación para la prestación efectiva del servicio a los ciudadanos”.

En materia de seguridad, hay varias administraciones públicas territoriales implicadas y concurren competencias por parte del Estado, la Comunidad Autónoma y los municipios. En este sentido, “el objetivo de la reunión no era otro que el de indicar y recordar a todos los municipios con servicio de salvamento en playas cuáles son los requisitos para acceder a las subvenciones regionales anuales en esta materia y explicar cuáles son los motivos y los procedimientos de activación del protocolo que existe”.

Con este protocolo, según Morán, “es un muy fácil la coordinación, que se establece en base a distintos supuestos específicos y, en función de los requerimientos de esa emergencia, se activan los agentes necesarios para resolverla”. Agentes como el Servicio de Protección Civil autonómico, 112, Inspección Pesquera del Gobierno, bomberos municipales, 061, Guardia Civil, Policía Local, Policía Nacional, Salvamento Marítimo, Cruz Roja, ayuntamientos y sus servicios de socorrismo, junto a voluntarios de Protección Civil.

De lo que se trata es de contar con la organización necesaria para el rescate de bañistas en peligro de ahogamiento, la asistencia sanitaria a los usuarios de las playas, la evacuación de heridos y de habilitar sistemas de prevención para evitar riesgos innecesarios.

Durante el pasado año, según datos aportados por el Servicio de Protección Civil del Gobierno de Cantabria, se registraron cerca de 11.000 incidencias en las playas de Cantabria, la gran mayoría por asistencias sanitarias, de las que 150 personas necesitaron ser evacuadas o trasladadas por su mayor gravedad.

En cuanto a la subvención regional para los servicios municipales de salvamento y socorrismo en playas, 17 ayuntamientos recibirán este año la ayuda. En concreto, las corporaciones locales de Alfoz de Lloredo, Arnuero, Bareyo, Camargo, Castro Urdiales, Comillas, Laredo, Miengo, Noja, Piélagos, Ribamontán al Mar, Santa Cruz de Bezana, Santander, Santoña, San Vicente de la Barquera, Suances y Valdáliga.

Las mayores cuantías de estas ayudas las reciben los ayuntamientos de Santander (73.130 euros), Santoña (56.371 euros), Laredo (51.500), Castro Urdiales y Ribamontán al Mar (ambos con 50.277 euros).

Los criterios de valoración a la hora de repartir estas cantidades “se basan en los medios que aporta cada Ayuntamiento para la prestación del servicio, tanto en personal como en embarcaciones y ambulancias”, como ha explicado Morán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *