JUANTXU BAZÁN (EQUO) ASEGURA QUE “URBANISMO DEBÍA HABER TENIDO CONOCIMIENTO DE LAS OBRAS DEL EXPEDÁNEO DE OTAÑES HACE DOS AÑOS”

10 MAYO 2018 /

Hace unos días, Equo Cantabria informaba de la apertura, por parte del Ayuntamiento de Castro, de sendos expedientes de restauración de la legalidad y expedientes sancionadores, “por dos obras ilegales promovidas por el exalcalde pedáneo de Otañes, Santiago Berriolópez: la construcción de una nave para guardar ganado en el barrio de Llovera, en Otañes, y el ensanchamiento de la vía verde de Alén en un tramo de 165 metros para permitir el acceso del tráfico rodado a la parcela en la que está ubicada la nave”.

Todo después de la denuncia al respecto presentada por Equo, cuyo responsable en Castro, Juantxu Bazán, ha afirmado en Castro Punto Radio que Urbanismo “debía conocer la construcción de esa nave porque, en junio de hace dos años, Berriolópez presentó una solicitud para la legalización de unas obras que consistían en una nave forestal. Ese expediente quedó ahí y no se hizo ningún tipo de informe. Meses después, se empezó a construir la nave sin tener licencia”.

Ha reiterado que Urbanismo “debió tener conocimiento de esas obras, que tenían una dimensión importante y una superficie ocupada de unos 1.000 metros cuadrados. Lo que pasa es que son instalaciones que están en el monte y a mí me cuesta creer que Urbanismo tenga el control suficiente y debido sobre el territorio”.

A todo esto ha añadido que “en septiembre de 2017, cuando estaba ya levantada la cubierta de la nave, los vocales del PRC en Otañes se presentaron en Urbanismo, con lo que este departamento tiene un conocimiento fehaciente de lo que se está haciendo allí desde hace, por lo menos, seis meses”.

En este sentido, Bazán ha pedido al Ayuntamiento “que haga el favor de controlar su territorio y que obras de dimensiones importantes como ésta no se escondan al control de quien tiene que hacer la gestión urbanística”.

Y es que, “son cuestiones muy graves, máxime cuando aquello que se suponía que podía haber sido una nave forestal, lo que realmente viene siendo desde hace tiempo es una estabulación de una explotación ganadera y eso, como dice el informe del ingeniero municipal, es incompatible con el Plan General”.

Al mismo tiempo, el responsable de Equo en Castro no entiende “cómo es posible que haya una explotación ganadera sin los permisos de la Dirección General de Ganadería”.

Ha insistido en que “se están comprometiendo cuestiones muy graves y estamos hablando del ámbito de la sanidad animal. Hay directivas europeas que marcan cómo debe hacerse una nave de esas características, con qué protocolos y con qué sistema y metodología de recogida de residuos, que son muy nocivos para la salud y, si no están bien procesados, pueden ir a acuíferos”.

Entiende Bazán que, al respecto, “tendrán que pronunciarse las direcciones generales de Ganadería y Montes, además de la Comisión Regional de Urbanismo, porque esta pseudonave de ganadería no contaba con ningún permiso”.

En lo que respecta al ensanchamiento de la vía verde de Alén, Bazán ha afirmado que “esta zona está protegida por el Plan General, que la clasifica como vía para uso ciclista y peatonal”. En ese aspecto, Equo discrepa con el informe del ingeniero municipal y “presentaremos un escrito para que se tenga en cuenta”. Y es que, “el Ayuntamiento está partiendo de la base de que es una obra legalizable simplemente por el hecho de poder revegetar la zona. Hombre no, si es una vía verde, tiene que serlo y habrá que atenerse a los requisitos para ellas. No puede caber que nadie, de su mano bonita y sin licencia, haga un ensanchamiento para con ello acceder con el tráfico rodado a la finca contigua a la vía verde”, ha defendido Bazán.

Discrepa también Equo en lo que al arbolado se refiere, teniendo en cuenta que desde el Ayuntamiento se entiende que, “mientras no sea urbano y sea de propiedad privada, no precisa autorización municipal”. Bazán discrepa “porque las normas urbanísticas del Plan General dicen que sí se precisa y que no debe cortarse arbolado autóctono hasta que haya una catalogación en el municipio, que no existe. Esta norma se contradice con lo que señala la Ordenanza de Licencias Urbanísticas sobre que sólo hay que pedir permiso para cortar en aquellos procesos de trasformación urbanística que afecten a suelo urbano o urbanizable”. Por tanto, “se abre una discrepancia a la que, desde Equo, vamos a enfrentar el mejor derecho posible”.

El Consistorio tendrá ahora que “hacer una calificación de si la infracción ha sido leve, grave o muy grave y, en función de eso y las cantidades que tenga estipuladas la Ley del Suelo, sancionar convenientemente”. No obstante, “para nosotros lo más importante es la restauración al estado original con la planta de arbolado autóctono y la recuperación de la vía verde”.

Al margen de este asunto y para terminar, Bazán ha preferido no pronunciarse al respecto de la denuncia que presentó contra Santiago Berriolópez por un presunto delito de lesiones, hurto y daños. “Se han abierto diligencias previas por el Juzgado de Instrucción Número 2 de Castro y esas cosas hay que llevarlas con discreción y bajo la presunción de inocencia que le cabe al denunciado. Son cosas que se deben ventilar en el Juzgado y es lo que haremos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *