LA AMPA DEL COLEGIO RIOMAR LAMENTA QUE LA SUPRESIÓN DE ACTIVIDADES EXTRAESCOLARES “CASTIGA A LOS ALUMNOS Y NO SERVIRÁ COMO MEDIDA DE PRESIÓN”

23 OCTUBRE 2018

La Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) del colegio Riomar trasladaba hace unos días, en nota de prensa, su rechazo a la decisión del claustro de profesores de suprimir todas las actividades complementarias y extraescolares como medida de presión hacia la Consejería de Educación por el conflicto educativo que vive la región.

Esto supone suprimir fiestas, graduaciones, excursiones dentro o fuera del horario lectivo, Reyes, Carnaval, fin de curso…. La única actividad que los profesores se han mostrado dispuestos a mantener es el Viaje fin de curso de 6º de Primaria.

Con este telón de fondo, hoy hemos hablado en Castro Punto Radio con Raquel Martínez y Raquel Serrano, miembros de la AMPA del Riomar. Entienden que, “como trabajadores se quejen y luchen por lo que ven que está mal en sus trabajos pero, lo que no nos parece bien es que los niños sean los castigados y se queden sin excursiones o charlas educativas en las que se aprende mucho, como los propios profesores han defendido hasta ahora”.

El de Riomar es el único colegio de Castro que ha tomado esta decisión tan drástica de suprimir todo. Junto a él, en torno a media docena de centros públicos de educación Primaria de los cerca de 140 que hay en la región. Por eso, desde la AMPA lamentan que “los que salen perdiendo son los niños y la medida de presión no va a funcionar porque son una minoría. Van a sufrir los alumnos para nada. Si fueran todos los colegios, hasta cierto punto puede llegar a ser presión a la Consejería pero, de esta forma, solo sufren los escolares cuando no va a servir para nada”.

Martínez y Serrano han reconocido que todas estas actividades que se hacen fuera del horario lectivo o de manera complementaria a la labor en el aula “son voluntarias y no podemos obligar a los maestros”. Por eso, “lo único que podemos hacer es quejarnos para que esto cambie y que piensen lo que están haciendo. Rectificar es de sabios y queremos que reflexionen sobre si, realmente, estas medidas van a servir para algo”.

Estas madres no quieren que el Riomar sea un centro donde “los alumnos van sólo a abrir sus libros y estudiar. Estamos volviendo a lo de antes y olvidando que éramos un colegio participativo donde los padres ayudaban también”.

Si no hay un cambio de opinión por parte del profesorado, los alumnos se quedarán este año sin todas esas actividades complementarias, entendiendo como tal también la Semana Cultural. “Hay que remarcar cosas con la Dirección pero, en principio, nosotros entendemos que la Semana Cultural es una actividad complementaria y quedaría suprimida”.

Desde la AMPA están esperando a que la Dirección del colegio informe a las familias sobre toda esta problemática. “Han hablado con la Asociación de Madres y Padres, pero no con todas las familias”. En cualquier caso, “lo único que nos han dicho es que ha sido una decisión democrática tomada en el Claustro de profesores y que, con los problemas que ellos tienen, no han visto otra solución”.

Estas madres han querido matizar algunas de las palabras recogidas en el comunicado de la AMPA remitió hace unos días. En concreto, la parte en la que se invitada a los docentes a “volver a ser maestros, retomar vuestra vocación y construir de verdad un centro participativo junto a las familias, que vuelva a ser tan activo y abierto como lo fue en el pasado”.

Según Martínez y Serrano, “se ha entendido como que los profesores de Riomar no tienen vocación y no son maestros, cosa que nosotros no hemos pretendido. No hemos querido ofender a nadie porque muchos de esos maestros son vecinos y amigos. No era ésa la intención y nos referíamos a que nos gustaba el colegio como era antes, con sus excursiones, charlas educativas… Sabemos además, porque siempre nos lo han dicho así, que a los profesores les gusta hacer esas cosas”.

La AMPA quiere que el centro “siga siendo tan dinámico como lo ha sido hasta ahora” y defiende que “en peleas de adultos, a los niños siempre hay que mantenerlos al margen”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *