LOS EMPRESARIOS DE ESTACIONES DE SERVICIO CREEN QUE, PESE A LA SUBIDA DE IMPUESTOS, “CANTABRIA SEGUIRÁ SIENDO DE LAS REGIONES MÁS BARATAS EN CARBURANTE”

7 MAYO 2018 /

Llenar el depósito de combustible en Cantabria costará 4,8 céntimos por litro más caro. Esto supone una media de 2,4 euros más por repostaje, tomando como modelo un tanque de 50 litros. Esta subida del impuesto sobre el carburante es una de las medidas que el Ministerio de Hacienda recoge en los Presupuestos Generales del Estado y que afectará a las comunidades autónomas que, como Cantabria, no estaban aplicando el tramo regional de esta tasa impositiva.

El cambio consiste en la supresión del impuesto autonómico que dejaba libertad a cada comunidad para gravar con hasta 4,8 céntimos el litro de carburante. Cantabria no lo estaba aplicando. Hacienda basa esta subida de impuestos en una normativa europea que prohíbe la existencia de diferencias fiscales entre los territorios de un mismo país.

Al respecto de este asunto y las repercusiones que puede tener hemos hablado en Castro Punto Radio con Jorge de Benito, presidente de la Asociación Cántabra de Empresarios de Estaciones de Servicio y de la Confederación Española de Empresarios de Estaciones de Servicio.

Para el sector, “creo que es bueno armonizar los precios en cualquier país como España, que tiene unas distancias muy cortas entre comunidades”. Ahora bien, “nos gustaría que hubiesen armonizado a la baja en lugar de al alza”.

En cualquier caso, ha señalado que “Cantabria está entre las cinco regiones del país más baratas en carburante y no creo que eso vaya a cambiar. El empresario de la región tiene una eficiencia muy notable en sus estaciones de servicio y considero que seguiremos estando entre los más económicos”.

De Benito ha recordado también que “en España estamos en la banda más baja del impuesto especial en Europa, con lo que, seguimos siendo de los carburantes más baratos. Lo que aquí compras en 1,15 euros, en Italia, por ejemplo, lo haces a 2 euros al menos”. Entiende que, con el tiempo, “convergeremos. No sé si ellos bajarán y nosotros nos quedaremos o será al revés”.

Esta subida de impuestos en los carburantes podría afectar sobre todo al sector de los transportistas, aunque podría haber cambios en este sentido. Y es que, “se está comentando que habrá, posiblemente, un régimen especial para los transportistas que declaren las compras de carburantes. No se sabe cómo, pero sí se está comentando”.

Al presidente de la Asociación Cántabra de Empresarios de Estaciones de Servicio le gustaría que “se armonizase en todos los impuestos y en todas las áreas”. En este sentido se ha referido a “la injusticia con las nuevas tecnologías y los nuevos carburantes. Estamos teniendo diferencias terribles porque se nos habla de consumos muy bajos con otras energías alternativas y esos consumos son ficticios porque, al final, si se grava con un impuesto similar al especial que tenemos los hidrocarburos, estaríamos hablando del mismo precio. Por eso queremos que todo sea absolutamente armónico”.

Cree que es “significativo” el hecho de que, “en el caso de la gasolina, sobre un 55% del precio del producto son impuesto y, en el gasoil, el 52%”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *