SE PRESENTA LA ASOCIACIÓN DE FAMILIARES Y AMIGOS DE LA RESIDENCIA MUNICIPAL

29 NOVIEMBRE 2018 /

Se constituyó en julio de 2017 y, desde entonces, la Asociación de Familiares y Amigos de Personas Ingresadas en la Residencia Municipal (ASFAM-Urdiales) ha estado recopilando información, realizando consultas y, en definitiva, poniéndose al día en todo lo que respecta al asociacionismo.

Pasado este tiempo, se han presentado en Castro Punto Radio como un colectivo, de interés social y sin ánimo de lucro, que pretende canalizar las inquietudes y preocupaciones de residentes, familiares y amigos; colaborar con la Dirección del centro aportando propuestas, y tratar de conseguir recursos para, principalmente realizar, con los mayores, actividades del ámbito de la animación sociocultural.

Se comparan, por poner un ejemplo, con la relación que puede tener una Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) con un colegio porque “tienen una participación regulada en la vida del centro, forman parte del Consejo Escolar y realizan actividades con los niños”. De hecho, ASFAM-Urdiales pretende conseguir una plaza en el Consejo Rector de la Residencia, con voz y sin voto, “con el fin de canalizar las inquietudes y carencias que tienen los residentes y las posibilidades de mejora”.

Así lo han señalado el presidente de la asociación, Miguel Ángel Helguera, y el miembro de la Junta Directiva, Jesús Arnaiz. Han explicado también cómo surgió la idea de unirse. “Todo comienza cuando, en febrero o marzo de 2017, surgen en la Residencia una serie de problemas, sobre todo laborales, y se nos convoca a los familiares un miércoles para decirnos que el sábado es posible que no haya personal para atender a los residentes. Se acaba resolviendo, pero es el punto en el que un grupo de familiares pensamos que igual sería bueno unirnos de algún modo para tener una mayor presencia en la vida del centro y vigilar que estas cosas, en la medida de lo posible, no vuelvan a ocurrir”.

Comienza ahí toda la tramitación de conformación de la asociación, con la creación de los estatutos, y el registro en Castro y en la Comunidad Autónoma. Desde entonces, “hemos ido, poco a poco, hablando con la Concejalía de Asuntos Sociales, los abogados del Ayuntamiento y la Dirección del centro para ver cómo podemos encauzar nuestra actuación, con la idea que siempre nos preside, que es la de mejorar el bienestar de los residentes e intentar sumar en esa línea”.

La presentación pública de este colectivo se ha demorado en el tiempo teniendo en cuenta que “hemos tenido que lidiar con algunos problemas” que han llevado meses solucionar. Se han referido al hecho de que “había que estudiar cómo, jurídica y legalmente, podemos aportar recursos, económicos o personales, a la Residencia. Se habló con la Dirección y con el servicio jurídico del Consistorio y estamos pendientes de que nos den la solución, aunque creen que va a ser posible”. La cuestión es “saber de qué manera legal la Residencia pudiera absorber iniciativas económicas o sociales que partieran de ASFAM-Urdiales”.

Y otro problema es, a la hora de solicitar la inscripción de la asociación, “cómo resolver el tema de la protección de datos. Creemos que está más o menos solventado y eso nos ha llevado también unos meses”.

Al margen de este asunto, han reconocido que, ahora mismo, lo que más les preocupa en cuanto al funcionamiento de la Residencia es que, “al final, muchos de los aspectos a mejorar se traducen en un problema de recursos. Hay cuestiones que, si hubiera recursos humanos y económicos, se podrían ir solventando”.

Esta asociación realizó y entregó a la Residencia un Plan de Mejora “en el que se hablaba de problemas de organización, de estructura e incluso dábamos sugerencia de mejoras a corto, medio y largo plazo”.

El objetivo final, como han dicho, es que “en Castro se tiene que pensar que se va a necesitar una residencia con muchas más camas de las que hay. La esperanza de vida aumenta y eso va a generar más población anciana y dependiente”. Por eso, “uno de los puntos que se plasmó en ese plan, y hay que concienciar en este sentido, es que quizá se pueda hacer un nuevo edificio detrás del actual”.

Para ello, “si se están consiguiendo inversiones para mejorar la Plaza del Mercado o construir un centro cultural, lo mismo hay que pensar que se necesitan recursos para aumentar el número de camas con un edifico nuevo, porque el actual no da para más”.

Actualmente son unos 60 los afiliados a esta asociación, que anima a los ciudadanos a unirse “porque nuestro objetivo es sumar gente y conocimiento”. Para ello, se pone a disposición el correo electrónico asfam.urdiales@gmail.com y el teléfono 699 79 32 38. Además, una persona del colectivo está en la Residencia de lunes a viernes de 16:00 a 18:00 horas y los sábados y domingos de 11:45 a 12:30.

AUMENTO DE CUOTAS DE LOS RESIDENTES

A título personal, Helguera y Arnaiz han trasladado su opinión al respecto de la propuesta del equipo de Gobierno de subir un 5% las cuotas de los residentes.

Helguera ha reconocido que “hace muchos años que no sube y un 5% puede ser razonable siempre y cuando se articulen ayudas del Ayuntamiento para que el económico no sea un impedimento para que cualquiera pueda acceder”. Del mismo modo, “no vería mal un aumento, pero que eso no suponga una merma de la aportación que el Ayuntamiento hace a la Residencia”.

Por su parte, Arnaiz ha defendido también la necesidad de tener en cuenta la posibilidad económica de cada residente y ha dicho que “tendría que garantizarse que esa subida de precios es para mejorar la calidad de la atención”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *