LA CONCEJALÍA DE FESTEJOS RECTIFICA Y TRASLADA LOS FUEGOS ARTIFICIALES DEL COSO BLANCO AL FINAL DEL DESFILE

2 MAYO 2018 /

Hace unos días se publicaban las bases del desfile del Coso Blanco 2018. Sobre ellas hemos hablado en Castro Punto Radio con el concejal de Festejos, Humberto Bilbao. La principal novedad que incluían y que ha generado un importante debate social, tenía que ver con la decisión de lanzar los fuegos artificiales en la mitad del desfile de carrozas, entre la primera y la segunda vuelta. Una postura que se ha rectificado, como así ha confirmado el edil. De esta forma, y “tras ver que los comentarios que se han hecho al respecto tienen su sentido, no habrá inconveniente y los fuegos serán al final del desfile”.

Ha explicado que “la idea con el cambio inicial era dar un pequeño espacio de tiempo para evitar los problemas que se generaron el año pasado en cuanto a la espera para el recuento de los votos”. En cualquier caso, finalmente no habrá modificaciones en lo que respecta a los fuegos artificiales y “algo buscaremos, una actuación o lo que sea, para dar tiempo a que ese recuento de votos se haga con tranquilidad y que no falle nada y que, al mismo tiempo, la espera no sea tediosa para el público”.

Tras esta aclaración, lo primero que ha querido el concejal es hacer alusión a un texto “muy significativo de lo que es el Coso Blanco”. Un escrito en el que “una persona hace su valoración en este sentido y dice: Debido a las dificultades que entraña la confección de las carrozas, a la apatía o desinterés de los artistas (se observa un notable bajón en la calidad de aquellas), a la acción de las masas y las banderillas de fuego, entre otros imponderables, la fiesta del Coso Blanco se nos apaga de año en año, amenazando seriamente con su desaparición por muerte natural. Porque es evidente que, habiendo nacido y desarrollado en plan de fiesta elegante y de mucho tronío, ha degenerado en los últimos años”.

Así reza ese documento que ha leído el concejal y que “podría aplicarse a lo sucedido en 2015, 2016, 2017…”. Sin embargo, ha aclarado que “se publicó en el periódico La Ilustración de Castro el 9 de agosto de 1964” (en la imagen). Por tanto, “la polémica y los comentarios respecto a lo que es, lo que debería ser y lo que se está haciendo en cuanto al Coso Blanco, no son nuevos”.

Por lo demás, en relación a las características técnicas de las carrozas y a la obligación que recogen las bases de que esos trabajos cuenten con un 65% de papel blanco, Bilbao ha reconocido que “es muy complicado cuantificar eso. Es un tema que no se ha resuelto nunca. Una de las cosas que, en su momento, nosotros valoramos era que se presentara un proyecto pormenorizado, con medidas y porcentajes sobre el papel. Parece ser que no ha tenido buena acogida tampoco entre los carrocistas. Tendremos que confiar en que el jurado tenga un ojo clínico para determinar si es el 65 o el 66 o el 64% de blanco pero, para hacer algo serio, cuanto menos usemos el ojo, mejor”.

Hay otro aspecto, “que es el tema de la complicación que supone hacer un seguimiento fotográfico de la construcción de la carroza y de algunas de las piezas más significativas”. Para evitar polémicas “en cuanto a si esta pieza es nueva o no, creo que lo mejor es que cada uno demuestre, dentro de sus posibilidades, que esa pieza es propia y construida en Castro en sus talleres mediante ese seguimiento fotográfico de la construcción. Eso se recoge en las bases. Los carrocistas piensan que es algo dificultoso de hacer. Yo no lo sé, pero creo que puede ser una medida más clarificadora de la honestidad y legalidad de todos los que estamos participando y considero que es algo positivo que se debería implantar para ser muy rigurosos a la hora de aceptar proyectos de carrozas”.

Desde el Ayuntamiento, “queremos tener un seguimiento de cada uno de los trabajos y saber si han sido elaborados desde cero enteros, en partes o si alguna pieza ha sido comprada, porque hay rumores y muchas historias en este sentido”.

Otro aspecto de las bases del Coso Blanco que el concejal ha aclarado es el que tiene que ver con la ubicación de las carrozas antes del desfile. Ha explicado que, desde la víspera, a las 12 de la noche, deberán estar expuestas en el parque Amestoy. El viernes, antes de comenzar el desfile, tendrán que moverse hacia la zona de La Dársena, por el orden de salida, para comenzar en ese punto su acceso al parque Amestoy.

Se han establecido 10 premios que oscilan entre los 10.450 euros del primero a los 1.300 del décimo. En caso de que se presenten menos carrozas, “los importes sobrantes retornarán a la Tesorería del Ayuntamiento”. Si por el contrario se presentasen más carrozas que premios hay establecidos en las bases, “la situación se valoraría en su momento y se podría poner algún premio más “.

Lo que sí ha dejado claro el concejal es que “para optar a los cinco primeros premios, las carrozas deberán ser totalmente inéditas y con elementos que no hayan participado en ningún evento en los últimos seis años y en un radio de 400 kilómetros”.

Para terminar, Bilbao ha querido hacer una serie de aclaraciones con respecto al reparto de locales municipales entre carrocistas para elaborar sus trabajos. “Parece ser que hay quiénes no están contentos, pese a que se ha hecho lo máximo posible para que todo el mundo tuviera un sitio donde trabajar. Hay gente que ha salido más beneficiada y gente que no tanto pero, en otras ocasiones, no se ha llegado ni a darles la oportunidad de ocupar locales municipales”. Se ha referido, en concreto, a “las críticas de Javier Carrasco, al que parece ser que hemos perjudicado enormemente cuando fue quizá uno de los primeros a los que se le asignó local. No tenía luz, en principio, y se le dijo que podía trabajar con un generador mientras se solucionaba. Ante su insatisfacción porque todo se retrasaba mucho, se le cedió otro local y dijo que no”.

Ha insistido Bilbao en que “hay que hablar de todo en su justa medida y ver de qué manera se han estado haciendo las cosas y cómo se han hecho anteriormente para ver que no es tan fácil ceder este tipo de locales. Se ha hecho lo máximo que se podía hacer”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *