LA DIRECTORA DEL 8 DE MARZO ASEGURA QUE “NUNCA HEMOS TENIDO AUTORIZADAS LAS PARADAS DE SÁMANO, SANTULLÁN Y OTAÑES”, AUNQUE SE REALIZABAN DESDE 2015

16 ABRIL 2018 /

Tras la decisión de la Consejería de Educación de suprimir, de cara al próximo curso, el transporte escolar a los niños de Sámano, Santullán y Otañes que acuden al IES Ocho de Marzo, hemos hablado en Castro Punto Radio con la directora de este centro educativo, Cristina Sáez.

Ha señalado que “esta situación no es nueva, sino que se remonta al momento de la entrada en funcionamiento del instituto en 2015. Cuando se hizo la transición de los colegios de Primaria a Secundaria y se cambió las adscripción de los centros de múltiple a única, se hizo una modificación en la organización de las rutas de transporte y, en ese momento, se dejó fuera de nuestro centro a estas tres pedanías”. Lo que ha ocurrido en estos tres años es que “como en el José Zapatero y en el Ataúlfo Argenta estaba cursando estudios alumnos de Guriezo, Islares o Baltezana, que nos corresponden a nosotros, hemos tenido que compartir líneas de autobús. Al haber plazas libres, nuestros alumnos se han podido beneficiar”.

Esos chavales en el Zapatero y el Ataúlfo Argenta “han finalizado sus estudios y me imagino que ya no tengamos la necesidad de compartir”.

Sáez ha insistido en que “no es que hasta ahora Sámano, Santullán y Otañes han tendido autorizado el uso del autobús y ahora se les haya suprimido, sino que ya desde 2015 nosotros estábamos fuera de estas juntas”. Desde el Ocho de Marzo “lo hemos intentado luchar hasta donde hemos podido y ya la semana pasada se nos comunicaba que nuestros alumnos no van a tener la posibilidad de usar esos transportes el curso que viene”.

Desconoce la directora los criterios de la Consejería para la asignación de paradas y por qué, por ejemplo, Mioño o Lusa sí tienen servicio. “La única razón que se nos ha dado es el tema de la adscripción de los colegios y nosotros tenemos adscritos Riomar, Campijo y Nuestra Señora de las Nieves de Guriezo. Recibimos alumnos de las juntas vecinales que tienen asignadas a su vez los colegios”.

Saéz ha reiterado que la carta que se ha remitido a las familias informando de este extremo “es un recordatorio porque este tema ya lo hemos tratado con muchos padres en cursos anteriores. Al inicio de las matriculaciones, en muchas paradas se han tenido que quedar fuera aunque luego se ha conseguido que, si hay un autobús que pasa por su casa y va a venir al instituto y tiene plazas, si lo puede usar lo usa”.

Todos los años por estas fechas “recibimos la carta de la ruta de transporte para que hagamos una revisión y organicemos los recorridos. Siempre recibimos la misma respuesta de la Consejería de que esa tres juntas no nos corresponden”.

Ha insistido en que “es algo que se lleva diciendo desde 2015″. Comprende “el malestar y que se crean situaciones que para algunos son difíciles de entender, pero esta información está dada y, durante estos tres cursos, se ha estado produciendo exactamente igual”.

Como ha explicado Sáez, ahora mismo no hay libertad de elección de centro “en el sentido de que la adscripción en este municipio es única y corresponde instituto en función del colegio al que vayas”.

En cuanto a la manera de comunicar esta situación a las familias, a través de una escueta carta entregada a los alumnos, la directora ha defendido que “lo hemos querido hacer con la mayor celeridad posible para que los padres tuvieran la información cuanto antes y tomaran las medidas que entendieran necesarias”. Reconoce que “quizá la carta es excesivamente escueta”, pero ha reiterado que “no es una situación que surja ahora, sino que nuestro centro no ha tenido nunca esas paradas autorizadas. Me consta que en los colegios de Primaria se informó a las familias cuando se hizo el cambio de adscripción”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *