LAS OBRAS DE AMPLIACIÓN DEL CENTRO DE SALUD COTOLINO ESTARÁN ACABADAS ANTES DEL MES DE JULIO

10 ABRIL 2018 /

Las obras de ampliación del Centro de Salud Cotolino marchan según lo previsto y el gerente del Hospital Comarcal de Laredo, Ánder Larrazábal, espera que puedan estar finalizadas al completo antes del mes de julio.

En declaraciones a Castro Punto Radio ha detallado que “estamos cumpliendo el plazo de la obra física”, de tal manera que la empresa adjudicataria de los trabajos “nos va a devolver, a finales de este mismo mes, aquellas zonas de la planta superior que hemos estado limitando debido a las propias obras y nos entregará la reforma del sótano. Antes del mes de julio, esperamos tener a disposición ya la planta superior, que es una extensión de más de 300 metros cuadrados en la que podremos volver a racionalizar los espacios para prestar servicios, que es lo que realmente le importa a la gente”.

A partir de ahí, “habrá que dotar de mobiliario interior, acondicionamiento, recursos humanos y hacer inversión tecnológica. Esto va a llevar más tiempo y confiamos en que, para finales de año, podamos comenzar a contar con servicios nuevos que requieren de espacio para ser implantado”.

De esta forma, Larrazábal ha asegurado que “iremos valorando la implantación de la psiquiatría y el tema de la cardiología. A eso nos podemos comprometer para finales de este año”. A partir de ahí, “iremos viendo en función de la posibilidades”. Entre otras cosas, “nos gustaría, a futuro, que la traumatología pueda ser observada desde Castro. No lo podemos comprometer en el corto plazo, pero sí en el medio porque sabemos que la ciudadanía lo demanda”.

Ha dejado claro que “es una escalera de procedimientos que se van poniendo en marcha progresivamente en función de las posibilidades, los recursos humanos y la inversión”. El objetivo de la obra física era contar con el espacio para, en el momento en el que se disponga de los recursos para ofrecer una especialidad nueva en Castro, se tenga el espacio para ponerla en marcha.

En el último año, según ha explicado Larrazábal, “”ya hemos ido implantando nuevos servicios que no necesitaban de más espacio físico”. De esta forma, “se han hecho mejoras en ginecología y oftalmología, hemos ido implantando la teledermatología y, por primera vez, elementos de la piel son valorados directamente en Castro. También se ha incorporado la retinografía, que es una prueba especial para personas con diabetes”.

A esto se añade “el despliegue de hospitalización a domicilio, que hemos puesto en marcha hace unos meses y que alcanza a Castro de pleno, de tal manera que hay gente que está ingresada en el Hospital de Laredo en su mismo domicilio”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *