LAS TRABAJADORAS AFECTADAS POR EL IMPAGO DE NÓMINAS EN LA RESIDENCIA MUNICIPAL DENUNCIAN SU SITUACIÓN A INSPECCIÓN DE TRABAJO

Carolina Fdez, UGT trabajadoras Residencia

10 MARZO 2017 /

El sindicato UGT, que representa a cuatro de las siete trabajadoras impagadas de la Residencia Municipal, ha registrado esta mañana en el centro de mayores una reclamación de las cantidades que se adeudan, correspondientes a las nóminas del mes de febrero. Al mismo tiempo, se ha denunciado el hecho ante la Inspección de Trabajo, “que decidirá si tiene que actuar y obligar a cumplir con la legislación laboral vigente”.

Así lo ha dicho en Castro Punto Radio, Carolina Fernández (en la imagen), responsable de UGT para la comarca oriental de Cantabria, al tiempo que ha señalado que “nos han asignado una inspectora, que estará de guardia el martes próximo, y con la que me pondré en contacto para explicarle toda la situación y aportarle la información que me pida”.

Las trabajadoras quieren que sea este organismo, la inspección de Trabajo, “quien tome cartas en el asunto en caso de que exista algún tipo de vulneración de la ley, al margen de que ya hayamos iniciado el proceso para reclamar los salarios en el Juzgado de lo Social”.

Existen una serie de sanciones que Inspección podría aplicar al Ayuntamiento en caso de hallar irregularidades, aunque Carolina Fernández espera que “no se proceda a multar al Consistorio, ya que saldría de los bolsillo de todos”. Por el contrario, confía en que “se obligue a cumplir con la legalidad y a pagar a la gente por su trabajo”.

Las trabajadoras y el sindicato defienden, en contra de lo manifestado por el alcalde, que “los contratos existen”, porque “ellas lo firmaron en su momento, aunque el Ayuntamiento no lo hiciera, y están dadas de alta en la Seguridad Social. Las empleadas han cumplido su parte contractual, alguien se habrá equivocado pero, ellas no, que han cumplido con su deber”.

Las afectadas por estos impagos, siguen en sus puestos de trabajo porque, de lo contrario, “podría conllevar una pérdida de derechos. Han firmado un contrato y están dadas de alta, por lo que tienen que ir, ya que si es una baja voluntaria, perderían el derecho a cobrar el paro”. Insiste Fernández en que “este error no es de ellas y que lo solucione el que se ha equivocado”.

La responsable de UGT ha reconocido que, en sus años de trabajo, se ha encontrado con “impagos muy graves” pero, “nunca en una Corporación local y con esta incertidumbre de no saber cuándo se va a cobrar”.

Tiene confianza en que “el Ayuntamiento va a luchar por el mantenimiento de la Residencia Municipal de ancianos”.

De momento, se mantiene la concentración convocada en apoyo de las trabajadoras para el día 17 de marzo, entre las 11 y las 12 horas, en la Plaza del Ayuntamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *