DE LAS TRES NUEVAS FARMACIAS QUE SE VAN ABRIR EN CASTRO, PARA EL COLEGIO DE FARMACÉUTICOS, SOBRA UNA

30 ENERO 2018 /

La Consejería de Sanidad convocó en 2015, a finales de la anterior legislatura, el concurso de méritos para la autorización de 33 nuevas oficinas de farmacia en la región, tres de ellas en Castro Urdiales. Desde entonces, varios obstáculos en el camino han provocado que, a día de hoy, esas oficinas sigan sin repartirse entre los aspirantes a abrirlas.

El Colegio Oficial de Farmacéuticos de Cantabria va a recurrir en casación, ante el Tribunal Superior de Justicia, la sentencia de la Sala de lo Contencioso del pasado mes de noviembre que validó la orden de la Consejería de Sanidad convocando en 2015 el concurso de méritos para la autorización de 33 nuevas farmacias en la región. Este organismo entiende que la convocatoria “incumple la Ley de Ordenación Farmacéutica de Cantabria y que perjudicará el servicio farmacéutico y los principios de accesibilidad, equidad y suficiencia”.

En concreto, como ha explicado en Castro Punto Radio la presidenta del Colegio, Marta Fernández Teijeiro, las discrepancias radican en que “entendemos que, en algunas zonas, no se han utilizado los datos vigentes del padrón municipal para poder ubicar las distintas oficinas en función de las necesidades”.

Es el caso de Castro, por ejemplo, donde “ha habido un error de computo de casi 4.000 habitantes más, lo que ha permitido abrir una nueva farmacia, sin necesidad, donde ya existen nueve”.

Lo que cree el Colegio es que “no se ha usado bien el término padrón municipal y se han utilizado los datos del Instituto Cántabro de Estadística. Mientras el padrón se actualiza prácticamente a diario, los procesos estadísticos se hacen durante diez años y no son una realidad. Al ver la orden, nos dimos cuenta de que, como cambió la zona farmacéutica, no se tuvo en cuenta que Guriezo también pertenece a una de esas zonas acotadas para la planificación sanitaria. Por tanto, al hablar del padrón metiendo Guriezo, hay que contar con su farmacia, lo que da lugar a dividir entre nueve farmacias y no entre ocho que tiene Castro”.

Ahí está el error, ha dicho Fernández Teijeiro, “porque para la apertura, como marca la ley, hay una farmacia por cada 2.800 habitantes y se puede abrir una más si hay 2.000 habitantes más”.

Ha dejado claro que “no estamos en contra de las aperturas de nuevas farmacias y, de hecho, fuimos nosotros los que solicitamos que se convocara el concurso. Ahora bien, se tiene que hacer con unos criterios claros para la seguridad jurídica de los que van a abrir y para que la prestación que se dé sea la adecuada a la población”.

Lo que pretende el Colegio es que “no se abran oficinas de más porque nos encontraríamos con que, en determinadas zonas, podría haber un problema de viabilidad económica”.

Fernández Teijeiro ha explicado también que, en la base a la nueva Ley de Ordenación Farmacéutica de Cantabria, de 2001, “entre farmacia y farmacia tiene que haber un mínimo de 250 metros y entre una farmacia y un Centro de Salud 150. Eso no quita para que haya oficinas abiertas antes de esta legislación y que pueden estar más cerca”.

Los aspirantes a abrir una de estas 33 nuevas oficinas estaban citados por la Consejería para el 3 de febrero con el fin de proceder al reparto de farmacias, siguiendo el orden de puntuación. Esa fecha se ha anulado y la Consejería deberá poner otra. “Por lo que nos han explicado, el motivo es que hay un recurso de otra zona en la que hay discrepancias con unos farmacéuticos que han solicitado la ejecución parcial de una sentencia que les fue favorable. Supongo que la Consejería, por prudencia jurídica, ha decidido anular la sesión”, ha comentado Fernández Teijeiro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *