LOS BARCOS DE ARTES FIJAS, SECTOR MAYORITARIO EN CASTRO, Y LA CONSEJERÍA PLANTEAN UN PARO BIOLÓGICO DE UN MES EN 2019

13 FEBRERO 2018 /

El sector pesquero cántabro y la Dirección General de Pesca están estudiando la posibilidad de establecer un descanso biológico en las aguas de la región durante 2019, que afectaría a los barcos de artes fijas, con el objetivo de asegurar la sostenibilidad de los recursos marinos.

Al respecto de este asunto hemos hablado en Castro Punto Radio con el presidente de la Federación de Cofradías de Pescadores de Cantabria, Miguel Fernández, que ha explicado que “cuando hablamos de paro, nos referimos a parar la flota durante un mes, porque las capturas no están cubriendo la expectativa”. Existen unos fondos europeos “que se están yendo a otros sitios y nosotros también queremos estar ahí. Ya llegamos tarde, como siempre, pero a ver si lo conseguimos para el año que viene y matizamos la flota en el mes que lo cojamos”.

Se plantea la posibilidad de que sea en enero por ser, a priori, el peor mes para el rendimiento de los barcos, aunque la decisión final se tomará tras mantener conversaciones con la Consejería.

El parón afectaría a la flota de artes fijas, que cuenta en Cantabria con un total de 70 barcos y 300 personas que viven de ello. Todas las embarcaciones no podrían acogerse porque “hablamos de las que faenan en aguas interiores de Cantabria”. En el caso de Castro, “entiendo que casi todos se acogerán”.

Tomar la decisión de poner en marcha un paro biológico “cuesta” en Cantabria porque “no tenemos dinero y esos fondos, primero, los tienen que poner las Comunidades Autónomas y luego se los devuelven” para que todos los trabajadores de una embarcación puedan percibir un salario mientras dure ese parón.

Se va a intentar que esto sea posible para 2019 “porque estamos mal, con una reducción del 20% de la cuota de verdel, que es el 60% de los ingresos de estos barcos pequeños; y un 12% de la merluza, que ya en sí es escasa”. Con todo, “llega un momento que es imposible mantener la empresa, que es familiar y estamos tratando de que, trabajando 14 horas diarias, puedan llevar un sueldo a casa de 1.000 euros al mes”.

Según Fernández, un paro biológico “es bueno porque, cuando volvamos a la mar, tendremos un recurso y algo se regenera. Vamos a descansar un poco y, cuando volvamos, tendremos algo”. Si se para en enero, teniendo en cuenta que después llega la campaña del verdel, “estamos hablando que podemos regenerar esas pescas de artes fijas, unos 2 o 3 meses”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *