‘LOS CHICOS DE ABEL’, EL EQUIPO CASTREÑO QUE REPRESENTARÁ A ESPAÑA EN EL MUNDIAL DE FÚTBOL ‘5 CONTRA 5’ QUE SE DIPUTA EN JULIO EN BRASIL

7 JUNIO 2018 /

Un grupo de siete jugadores de fútbol sala (cuatro de Castro, dos de Santander y uno de Bilbao) viajarán en julio a Brasil para disputar la final mundial del Neymar Jr’s Five, que se celebra entre el 19 y el 21 en el Instituto Projeto Neymar Jr de Praia Grande. Una competición impulsada por el jugador del Paris Saint Germain y en la que compiten cinco contra cinco, sin portero y con unas reglas muy particulares.

‘Los Chicos de Abel’ es el nombre del equipo que representará a España en esta cita deportiva, una vez superadas las clasificaciones regional y nacional. Y el nombre se debe al hecho de que el entrenador, y también jugador de este conjunto es Abel Macías, quién militó en las filas del Castro Fútbol Sala cuando el equipo estaba en División de Plata.

Con él hemos hablado hoy en Castro Punto Radio. Ha detallado que hace un mes y medio se celebraba en Santander la fase provincial, que ganaron de entre 32 equipos. Pasaron después al Nacional en Madrid, obteniendo también la victoria entre los siete equipos participantes. El siguiente viaje será a Brasil, con todo pagado, para jugarse la final junto a otros 63 países.

Los integrantes de ‘Los Chicos de Abel’ militan actualmente en el Zierbena y, “tras enterarse uno de los jugadores de la existencia de esta competición, decidimos hacer un equipo. Sólo se pueden presentar siete, de los cuales cinco tienen que ser menores de 25 años y sólo dos pueden ser mayores de esa edad”.

Ha destacado Abel que el formato de esta competición “no es muy conocido en España”, aunque “creo que empieza a tener repercusión”. No en vano, “está creado por un futbolista muy conocido a nivel mundial”.

La cancha en la que se juega es más pequeña que una de fútbol sala. “Medirá unos 12 metros de largo por 8 de ancho. No hay portero y las porterías son pequeñas, estilo a las de jockey. En la final mundial no hay saques de banda porque el campo está cerrado y las paredes valen como rebote”.

Son partidos de 10 minutos, a reloj corrido, y “si hay un gol, el equipo que lo ha encajado debe retira un jugador del campo. Así hasta que se queda sin ellos o hasta que pasen los 10 minutos de tiempo”.

Además, “en el ancho de la portería se dibuja un semicírculo que es el área. No se puede entrar ni para defender ni para atacar”.

De cara a esta final mundial, Abel cree que “los equipos europeos son los más potentes”. Ha reconocido que no conoce mucho de este deporte pero “viendo la final del año pasado, entre Gran Bretaña y Rumanía, creo que son conjuntos asequibles”. Ahora bien, “hay que ir allí y verlo, son muchos países y depende cómo te toquen los cruces”.

El equipo ganador tiene derecho a volver al año siguiente, de nuevo con todo pagado, pero sin tener que pasar las fases previas de clasificación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *