LOS MILITARES DESPLEGADOS EN ONTÓN SE ASEARON EN LOS VESTUARIOS DE VALLEGÓN TRAS DENEGARLES EL AYUNTAMIENTO EL USO DE INSTALACIONES MUNICIPALES

3 OCTUBRE 2018 /

Los militares que la semana pasada estuvieron desplegados en la zona de Castro dentro de la operación ‘Eagle Eye’ tuvieron que utilizar los vestuarios del campo de fútbol de Vallegón para su aseo diario tras la negativa del Ayuntamiento al uso de las instalaciones municipales, entre ellas los polideportivos o el campo de Riomar.

Así lo ha trasladado en Castro Punto Radio el alcalde de Sámano, José María Liendo, que ha detallado que estos militares, unos 64 pertenecientes al Ejército de Tierra, “contaban con la autorización del Consistorio pero, un día antes de comenzar la operación, se les comunica que ese permiso queda denegado”.

Con todo, “les surge un problema importante, a pocas horas de comenzar con su trabajo, porque no tienen dónde ducharse”.

Se ponen en contacto con la Junta Vecinal, que ofrece el campo de Vallegón después de consensuarlo con la Unión Deportiva Sámano, que es el club que usa las instalaciones y se encarga de ellas. De esta forma, desde el sábado 22 de septiembre y hasta que acabó la operación, el jueves 27, “estuvieron usando los vestuarios por la mañana, dejándolos libres a las 15:00 horas y encargándose de la limpieza de los mismos”.

Liendo ha asegurado que “se mostraron muy agradecidos y nosotros encantados de poder colaborar y ayudar en la medida de nuestras humildes posibilidades”.

El alcalde de Sámano no sabe los motivos que llevaron al Ayuntamiento a denegar, “a última hora y sin apenas margen de maniobra”, un permiso que, de forma inicial, se les había concedido a estos militares para usar instalaciones municipales. Se ha mostrado “sorprendido” con esta decisión, que ha calificado “de mal gusto”, teniendo en cuenta “el momento en que se rechaza el permiso, a horas para iniciar el operativo”.

No descarta que la denegación por parte del Ayuntamiento tenga que ver con el hecho de que se trataba del Ejército y no de otro colectivo porque, “por la situación bastante pintoresca y de las creencias de la gente que nos gobierna, yo creo que pueda ser por ahí por donde surja el problema”, aunque ha insistido en que “no entiendo que se les autorice primero y se le deniegue a última hora”.

Liendo ha lamentado que “depende qué cosas, se empiezan a no colaborar por parte del Ayuntamiento en distintas situaciones”. Se ha referido, por ejemplo, a la concentración de vehículos clásicos que se celebró el sábado en Sámano. “Se le solicitó al Ayuntamiento colocar un triste cuadro de luz y nos lo denegaron. Vemos que, en función de qué cosas y hacia qué personas, se deniega la colaboración, que yo creo que la Administración Local tiene que dar, con independencia de que sea de su gusto o su agrado. El trato va en función de si son cosas que a ellos les gustan o no. Con independencia de sus gustos, si no existe una base legal o sólida que permita no colaborar, deben hacerlo porque están obligados a ayudar en todas las actividades que sirvan para dinamizar, en nuestro caso, la zona de Sámano”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *