LOS PADRES DE LOS ALUMNOS DEL TERCER INSTITUTO, CONTENTOS CON LA DECISIÓN FINAL DE LA CONSEJERÍA. EN EL PROCESO, NO SE HAN SENTIDO REPRESENTADOS POR LAS AMPA

Obras 3er IES. Situación a 14.07.15 (1)

30 JULIO 2015 /

Los padres de los alumnos de Primero de la ESO asistentes a la reunión de ayer con el consejero de Educación, se sienten satisfechos con la decisión del departamento, en un encuentro que consideran “muy positivo”.

Así lo ha comentado a Castro Punto Radio, Rafael Larrabeiti, uno de los representantes de estos padres, que lo tiene claro: “el Santa Catalina, que parece que va a ser la ubicación elegida, reúne unos mínimos de condiciones, y nuestros hijos van a empezar el tramo de la ESO con unas aulas como Dios manda”.

Sobre los alumnos que permanecerán este trimestre en el Colegio Riomar, Larrabeiti decía que “hay padres del Riomar que se sienten agredidos con nuestra presencia, pero al fin y al cabo van a ser tres meses. El incremento de la población del colegio es de un aula, unos 30 chavales, ya que desparece uno de los sextos, con lo que se compensa una de estas dos clases que van con la que desaparece”.

Estos padres se han tenido que movilizar, al no considerarse representados por las AMPA de los colegios afectados: “No queremos que nadie tenga que intervenir por nosotros. Las AMPA se tienen que dedicar a los problemas de sus centros. El instituto no está creado pero tiene 100 matriculados, que no tienen representación con las AMPA; no queremos que nos represente nadie que no tenga nada que ver con la educación de nuestros hijos”, decía Larrabeiti, que incidía en la cuestión: “de momento hemos conseguido el objetivo que queríamos, que nos escuchara el consejero para decidir el futuro de nuestros hijos. Ramón Ruiz tiene los correos y teléfonos de todos los padres, y se pueden poner directamente en contacto con nosotros, que ya lo ha hecho para convocar la reunión de ayer”.

Este padre también destacaba que ha habido un constante diálogo con la nueva directora del Tercer Instituto, Cristina Sáez, que “siempre nos ha atendido con corrección, y ahí tenemos el canal abierto”.

Sobre la primera opción que negociaron Consejería y las AMPA, Rafael Larrabeiti era tajante: “el Centro de Día no nos parecía adecuado, ya que es un centro sanitario, queríamos que los niños estuvieran en un centro educativo, con los mismos derechos que los demás niños de Cantabria”. Por ello, a los padres les sorprende que el ICASS diera el visto bueno, “no sé qué intereses tendrá”, constatando el problema de juntar las personas allí ingresadas “con niños de 12 años, ruidos, portazos, clases de flauta, etc, no es lo adecuado. Si el ICASS hubiera preguntado a los familiares de los residentes, a ver qué les hubiera parecido, no creo que les hubiera hecho mucha gracia”, sentenciaba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *