LOS VECINOS DE SÁMANO SIENTEN “INSEGURIDAD” POR LA FALTA DE ILUMINACIÓN, ACERAS Y SEMÁFOROS ENTRE CASTRO Y LA JUNTA VECINAL

3 OCTUBRE 2018 /

Como informábamos ayer, la Asociación de Vecinos de Sámano y la Comisión de Vecinos de Sámano han registrado un escrito en el Ayuntamiento en el que solicitan una reunión con el equipo de Gobierno al objeto de “tratar de buscar soluciones al punto negro que es la conexión de Castro con Sámano”.

La portavoz de la Asociación de Vecinos, Michelle Maulemans, ha detallado en Castro Punto Radio los asuntos que están generando “inseguridad”, como ella misma ha reconocido.

La conexión Castro-Sámano es para los vecinos “un punto negro importante” porque “están los accesos y salidas de la autovía. Fomento quitó todas las iluminaciones y es mucha la gente que sube por ahí andando, corriendo o en bicicleta”.

Se trata de una conexión “nada segura, sobre todo, desde la fábrica de Lolín y hasta los bomberos aproximadamente, donde hay un tramo de acera. Esos cruces que tiene que hacer la gente por la carretera, con las incorporaciones y salidas de la autovía, pueden generar un problema serio”.

Hay dos pasos de cebra en la zona pero, “como no está iluminado, de noche se ve muy poco y es inseguro para los peatones”. Por eso piden el Ayuntamiento que “tome medidas o las solicite a quien corresponda en los puntos en los que no tenga competencia, para evitar los accidentes que se pueden producir”.

En el escrito registrado, los vecinos plantean posibles soluciones que denominan como provisionales a la espera de algo más definitivo.

De momento, plantean colocar bandas de frenado y semáforos en los dos pasos de cebra que existen en la zona y bolardos para que en ningún momento esté en contacto el arcén con la carretera. También reclaman que “se intente hacer aceras en todos los sitios”.

Aprovechan también para hacer otro tipo de reivindicaciones. Por ejemplo, se refieren al polideportivo. “Sabemos que hay una partida presupuestaria, pero no vemos que sigan con las actuaciones necesarias para ponerlo en marcha. Se va a hacer un teatro en la calle Ardigales y tenemos uno fabuloso en Sámano que no se usa. Hay una sala en el polideportivo que tiene una acústica impresionante”.

Hablan los vecinos también de perros peligrosos sueltos. “Hay que cumplir unas normativas y cualquier perro grande debería ir atado porque la gente se asusta con los animales. Además, no se recogen las necesidades y eso habría que controlarlo”.

Para terminar, Meulemans ha asegurado que “estamos muy preocupados porque no se respetan los límites de velocidad para subir a Vallegón. Tuvimos bandas sonoras hace tiempo, pero se quitaron”. Ha recordado que ese vial, mientras el Ayuntamiento no recepcione el polígono industrial, es del Gobierno de Cantabria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *