LOS VECINOS SIN AGUA DE LA LOMA REPROCHAN EN EL PLENO AL ALCALDE QUE NOS LES RECIBA Y NO LES DE SOLUCIÓN AL PROBLEMA

IMG_8144

28 JULIO 2015 /

“Tenia esperanzas de que con el cambio político, nuestra situación se hubiese arreglado, pero estamos peor que antes, ya que no nos ha querido ni recibir”. Así de contundente se mostraba en el pleno del Ayuntamiento una de las vecinas de la Urbanización El Cantábrico, en La Loma, reprochando al alcalde y al concejal de Urbanismo Eduardo Amor, que no les haya recibido para plantear su problema, “solo nos recibió el concejal Gari, que no tenía conocimiento del tema”, decía.

Esta persona se quejaba de que están pagando el canon de saneamiento cuando no están ni conectados: “usted tiene la solución y no la quiere ni aplicar; no cobre el canon, o bien mande al camión a que vacíe el pozo séptico; una de dos”, le decía

El alcalde respondía con claridad: “no, no tengo la solución al saneamiento, ahora no tengo solución para nada”, sin que le constara que hayan solicitado una reunión con él: “estoy recibiendo a todo el mundo”, resumía Ángel Díaz-Munío, que se comprometía a tener ese encuentro.

Otra vecina, una de las que recibe actualmente el suministro de agua a través de mangueras suministradas por el Centro Asistencial La Loma era más contundente todavía, reprochando al alcalde su falta de respuesta: “esa es la urgencia que usted tiene, tener a dos familias con dos niños menores viviendo con mangueras, ¿que tratamiento de sensibilidad está teniendo? Tengo registrada una audiencia con usted desde el 9 de julio”, decía, insistiendo que “no nos negamos a pagar nada, queremos ser como todos los demás”. Recordaba que “en una última sentencia, la Audiencia Provincial decía que nos tenían que dar agua a todos los vecinos de la Urbanización El Cantábrico por salubridad y sanidad”.

El alcalde afirmaba conocer con detalle el problema de La Loma, pero “estoy haciendo lo que puedo, estudiando con los técnicos la forma de atacar este problema, lo resolveré tan pronto como pueda”. Díaz-Munío afirmaba haber tenido varias reuniones sobre el tema, la última esta mañana, “utilizando los recursos a nuestro alcance, que son los que marcan la Ley, las Ordenanzas y los reglamentos”.

Respuesta que no satisfacía a esta vecina: “la solución la necesito ahora que estoy con mangueras, no mañana. Que el Ayuntamiento mande un escrito a Ascan dejándonos conectar a la red general. Voy a coser a escritos al Ayuntamiento”, indicaba.

Una tercera residente en La Loma reprochaba a la Policía Municipal, “que no nos vengan diciendo que molestan las mangueras, que nos están dando agua, y no tenemos ni arquetas por la calle, es de poca vergüenza. Que nunca sube la Policía y ahora de pronto aparecen”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *