“MENOS TRABAJADORES, MENOS HORAS DE LIMPIEZA Y PRODUCTOS MEZCLADOS CON AGUA”. ASÍ ESTÁ, SEGÚN UGT, EL SERVICIO DE LIMPIEZA DE INSTALACIONES PÚBLICAS

30 JULIO 2018 /

Dependencias municipales como los polideportivos Peru Zaballa y Pachi Torre, los colegios, el Pabellón de Actividades Náuticas, los baños públicos, los campos de fútbol de Riomar y Mioño Estación o la Plaza del Mercado están “bajo mínimos” en cuanto a limpieza.

Así lo denuncia la Sección Sindical de UGT en la empresa Valoriza, adjudicataria de los servicios de limpieza en instalaciones municipales. La delegada sindical, Charo Dogen, ha señalado en Castro Punto Radio que “no se están cubriendo las bajas y las vacaciones, como recoge que se debe hacer el pliego de condiciones y, por tanto, hay menos horas de limpieza y menos trabajadores. Además, no hay fichas técnicas de los productos y en la mayoría de los casos, se mezclan con agua, con lo que la limpieza no puede ser igual”. Los usuarios de las instalaciones se quejan y “lo hacen dirigiéndose a las limpiadoras, que no tenemos la culpa”.

Así las cosas, “los cuatro baños públicos, ubicados en los paseos de Brazomar y Ostende, se deben limpiar tres veces al días según el pliego. Sin embargo, se está haciendo una sola vez cuando, en pleno verano, a mitad de día, están muy sucios y no hay quien entre en ellos”.

En el polideportivo Peru Zaballa, por ejemplo, “hay turnos en los que no hay trabajadores porque hay gente de baja o vacaciones. Esos turnos no se cubren o mandan a las chicas ir un poco antes, aunque hay horarios que quedan sin limpiar”.

En el Pabellón de Actividades Náuticas “una de las dos trabajadoras tiene una baja laboral de larga duración y la otra lleva meses haciéndose cargo sola y no da abasto”.

En la Plaza del Mercado “a la trabajadora, que tenía cuatro horas allí, le han quitado dos y la han mandado a otro centro de trabajo”.

Según Dogen, “lo que nos ha dicho una responsable de la empresa es que no están por la labor de hacer contratos. Tenemos jornadas laborales bajas, de hasta nueve horas semanales, y podrían ampliar esos contrato en lugar de meternos hasta 100 horas extra al mes, que se pagan a seis euros. Se cobran, además, al mes siguiente”.

Se sustituyen “de forma precaria” las bajas con horas extra y, por ejemplo, “nos dicen que la ermita de Santa Ana se puede hacer en un cuarto de hora, cobrando 1,5 euros. No hay agua y hay que subir con una garrafa. No te dan más y la responsable dice que se puede hacer. No sé si lo habrá intentado ella”, ha criticado Dogen.

Según esta delegada sindical de UGT, “los problemas con Valoriza se dan desde que entraron en noviembre de 2017. Tuvimos una reunión con el jefe, que dijo que nosotros éramos números para ellos. Que con quien tenía contacto era con el Ayuntamiento y que nosotros le dábamos igual. No hemos vuelto a hablar con él porque tampoco tenemos un teléfono con el que contactar con un interlocutor de más graduación que el que nos han dejado aquí y que no nos coge el teléfono o nos manda una mensaje asegurando que ya nos llamará”.

Dogen asegura que “el Ayuntamiento tiene conocimiento de todos estos problemas porque presentamos escritos cada dos semanas que no reciben ni contestación”. Hace unos cuatros meses se reunieron con la concejala Elena García y “lo sabía todo”. Lo que les dijo a los representantes de los trabajadores es que “había instalaciones municipales en las que sobraban horas. Parece ser que al Ayuntamiento no le importa y hay mutismo total, pese a que el Consistorio está pagando a la empresa el mismo dinero, se sustituyan las bajas y las vacaciones o no”.

Desde UGT lamentan que “vamos a peor”.

En la imagen, Charo Dogen y Jonathan Romero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *