EL OBISPADO QUIERE REPARAR LOS RESTOS DE LA ERMITA DE SANTA ANA EN ISLARES

5 DICIEMBRE 2017 /

Hace más de un mes, el concejal de Obras, José Arozamena, anunciaba en Castro Punto Radio la intención del Ayuntamiento de proceder a la demolición de dos de los muros de los restos de la antigua ermita de Santa Ana en Islares que, según el edil, “se encuentra en estado de ruina total y supone peligro para las viandantes”.

Al enterarse de la posibilidad de que esta ermita se derribe, el párroco de Islares, Antonio Arribas, se puso en contacto con el Obispado “para darles aviso porque sabía que tenían intención de rehabilitarla”. Así lo ha explicado en Castro Punto Radio, al tiempo que ha informado que también mantuvo una conversación con el concejal para interesarse por si había una alternativa a tirarlo porque, desde luego, lo que Arribas reivindica es que se mantenga un bien, “que aparece en el Registro y en el Catastro como propiedad de la Parroquia, y cuya demolición supondría cercenar la historia”.

Antes de que Arozamena anunciara la posible demolición, “en los planes del Obispado ya estaba el repararla”. Ahora, “se están haciendo los trámites con más intensidad” y, de hecho, “ya se ha valorado en unos 15.000 euros el coste de consolidar la estructura y realizar alguna actuación básica más”.

Acompañando a Arribas en los estudios de esta emisora han estado Daniel Cortizo y Matías Pérez. Ambos pertenecen a una familia que ha tenido un vínculo importante con la ermita. Durante varias generaciones se han encargado del mantenimiento y cuidado de la finca, hasta el punto de que les han llegado a surgir dudas sobre la titularidad de ese entorno. “Parece que esa ermita la disfrutaba mi familia y eran los que la arreglaban y los teóricos dueños, aunque ahora parece que está registrada a nombre de la Parroquia”, ha señalado Cortizo.

Al margen de este asunto, ha dejado claro que “nosotros no pretendemos quedarnos con ella” y en lo que están de acuerdo Iglesia y familia es en la necesidad de mantener ese bien y no derribarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *