OPINIONES, EN CASTRO PUNTO RADIO, DE LOS ALCALDES DE LAS JUNTAS VECINALES MÁS AFECTADAS POR LOS CAMBIOS EN EL CASTROBÚS

12 JULIO 2017 /

Tras comenzar a operar hoy los cambios en el Castrobús, hemos hablado en Castro Punto Radio con los alcaldes pedáneos de las dos Juntas Vecinales más afectadas por las novedades incluidas, entre las que se encuentra el tan criticado servicio a demanda.

El alcalde de Oriñón, Guzman Miranda, ha señalado que “hay cosas que han mejorado y otras que nos perjudican seriamente”. En este sentido, “mejora la frecuencia de viajes, porque tenemos más autobuses que antes, pero hay una serie de deficiencias que ya nos han trasladado los vecinos en cuanto que, por ejemplo, antes había autobús con un horario matinal que ahora no hay porque el primero sale más tarde, lo que afecta a gente que tenga que ir a estudiar o a un centro médico”. Lo mismo sucede con el último servicio de la tarde que, “hasta ahora era sobre las 22:00 horas y pasa a las 20:00 horas. Es una diferencia muy grande”.

Los vecinos “están que trinan” porque “sí es verdad que se ha eliminado el trayecto hasta Guriezo, que obligaba a los usuarios a hacer una excursión muy larga, pero nos está marcando mucho el tema de los perjuicios a los estudiantes y lo del último servicio”.

En cuanto al servicio a demanda, que en el caso de Oriñón sólo operará en invierno y combinado con cuatro frecuencias regulares, Miranda se mantiene “a la expectativa de ver cómo funciona”. Reconoce que, al ser una novedad, “habrá que esperar”, aunque mantiene que “su implantación ha sido muy rápida y ha faltado mucha información”.

Sí cree que el principal problema lo va a tener la gente mayor porque “tienen más complicaciones a la hora de hacer uso de la tecnología moderna” con la que se solicita el servicio a demanda. Asegura que “también perjudica mucho a los vecinos de Sonabia, que tienen servicio a demanda en verano e invierno. La gente de este barrio sí es mayor y son los que se están quejando más”.

Por otra parte, “en los horarios que nos han mandado, hay cosas que no nos cuadran”. Y es que, “vemos horarios que se solapan entre Islares y Oriñón y cosas que no están bien definidas”. Miranda cree que “se ha hecho todo a salto de mata” y reitera que ha habido falta de información porque “estamos funcionando con lo que ha aparecido en la web del Ayuntamiento”.

Ésta es una reflexión que comparte el alcalde de Sámano, José María Liendo. Ambos pedáneos entienden que “lo lógico es que nos hubieran citado desde el Ayuntamiento a los presidentes de las juntas afectadas para escuchar nuestras demandas y darnos información”.

Por lo demás, Liendo, que estuvo presente en la reunión de vecinos que se celebró el domingo, ha apuntado que “lo que fundamental les preocupa es la eliminación del servicio de primera hora, el que te deja en el centro de Castro antes de las 8 de la mañana para acudir al médico, al instituto a acceder a las conexiones de transporte público con Bilbao”.

El enfado, “más allá del propio trato que siempre se ha dicho de discriminación a las juntas”, se centra en que “se ha hecho un batiburrillo con el fin quizá de tenerlos contentos, modificando la idea original, que era todo servicio a demanda, con la inclusión de seis frecuencias regulares”. Autobuses que “no son de especial impacto para lo que es el servicio que los vecinos necesitan”.

Desde la Junta Vecinal de Sámano “vamos a ser reivindicativos y nuestra valoración va de la mano de la de los vecinos porque para eso estamos. La administración pública tiene que llegar a aquellos lugares donde la iniciativa privada no llega”.

Sí valora como positivo “la variante que va a Vallegón, que beneficia a parte de la zona de La Torquilla, además de que la zona limítrofe con Santullán gana en servicio”. Sin embargo, insiste en que “la administración está para llegar y dar servicio a todos los vecinos, con independencia de dónde vivan y no puede ser el aspecto económico el que prime, ni dar servicio a unos sitios en detrimento de otros”.

Con respecto a la demanda, ha subrayado las dificultades de cobertura que tiene el barrio de Montealegre para acceder a los mecanismos que se han puesto a disposición del usuario para solicitar que el autobús pase a buscarlos.

Ha vuelto a poner el acento en la falta de información por parte del Ayuntamiento “y hemos tenido que trasladar datos a los vecinos en base a lo que se iba publicando en los medios de comunicación. Se está implantando de manera acelerada y no se han parado a reflexionar mucho en lo que realmente necesita el ciudadano y tampoco se han tomado el tiempo necesario para informar a todos sobre los cambios”.

Otra de las juntas afectadas por el servicio a demanda es la de Ontón. No obstante, su presidente, Javier Gil, ha señalado que, de momento, no hay ningún tipo de protesta vecinal y que las cosas están tranquilas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *