PIDEN NUEVE AÑOS DE CÁRCEL PARA UN HOMBRE ACUSADO DE MANIATAR Y ROBAR A UNA MUJER EN SU VIVIENDA DE CASTRO URDIALES EN EL AÑO 2013. MAÑANA SE CELEBRA EL JUICIO

24 SEPTIEMBRE 2017 /

La Fiscalía pide una condena de nueve años de prisión para un hombre acusado de un delito de detención ilegal y otro de robo con violencia por maniatar a un mujer y robarle en su vivienda unos 1.600 euros, entre dinero en efectivo y objetos, según informa Europa Press.

El juicio por estos hechos, que tuvieron lugar en Castro Urdiales en agosto de 2013, se celebrará mañana lunes, 25 de septiembre, a las 9.30 horas en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Cantabria.

Según el relato del fiscal, el acusado contrató los servicios sexuales de la mujer, para lo que ésta se desplazó a la casa del hombre donde ella estuvo fumando marihuana y bebiendo cerveza hasta que perdió la consciencia.

A la mañana siguiente, la mujer se despertó en su propio domicilio en donde se encontraba también el acusado y que, con el ánimo de privarla de moverse, le había “atado manos y pies con bridas de plástico”.

Posteriormente, y con ánimo de lucro, el acusado sustrajo de casa de la mujer 300 euros en efectivo y objetos por valor de 1.300 euros, abandonando a continuación la vivienda y dejándola “tirada en el suelo y atada de manos y pies”.

El fiscal relata que la mujer permaneció en esa situación durante varias horas, hasta que consiguió deshacerse de las bridas utilizando un cuchillo de cocina.

Parte de los objetos que el acusado sustrajo de la vivienda de la víctima han sido recuperados pero quedan pendientes algunos por valor de casi 400 euros.

El Ministerio Público considera los hechos un delito de detención ilegal y otro de robo con violencia por lo que pide una pena de 9 años de prisión (cinco por el primero y cuatro por el segundo).

La acusación particular que ejerce la víctima pide la misa pena que la Fiscalía, mientras que la defensa del acusado pide que se inadmita el registro practicado en su domicilio porque no estuvo presente su letrado y también alega que el hombre tiene “una profunda perturbación en sus facultades psíquicas”.

En cualquier caso, pide la libre absolución y, en caso de que se estimará responsabilidad penal en su representado, pide se aplique la eximente por falta de comprensión del ílicito del hecho y la eximente completa por encontrarse en el momento de los hechos bajo la intoxicación completa por el consumo de drogas.

En caso de no admitirse éstas, pide de forma subsidiaria la aplicación de la atenuante muy cualificada por alteración psiquiátrica grave y la atenuante, también muy cualificada, por adicción a sustancias estupefacientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *