EL COMITÉ DE DIRECTORES DE CENTROS DE SECUNDARIA EXPLICA LOS MOTIVOS POR LOS QUE “ES IMPOSIBLE” COMENZAR LAS CLASES ANTES DEL 18

13 SEPTIEMBRE 2017 /

La Mesa Sectorial de Educación aprobaba en junio el nuevo calendario escolar, que marcaba como fechas de inicio de curso el 7 de septiembre para Infantil y Primaria, el 12 para la ESO y el 14 para Bachillerato y Formación Profesional. Sin embargo, los centros de Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional no iniciarán sus clases antes del próximo lunes 18.

Como ha señalado en Castro Punto Radio el presidente del Comité de Directores de Centros de Secundaria de Cantabria, Pedro Ruiz Moya “esto ya lo habíamos puesto de manifiesto en la Consejería de Educación porque no se puede adelantar el inicio de las clases como si los centros fuesen guarderías en las que aparcar a los alumnos unas horas al día”.

Ha reiterado que los institutos “son organizaciones con mucha complejidad y los modelos organizativos de la mayoría de centros no sirven de un curso para otro. Eso sin tener en cuenta los frecuentes cambios del sistema educativo que agravan esta situación”.

Por tanto, “la complejidad” de las labores a desarrollar, hacen “imposible” comenzar antes del 18, teniendo en cuenta aspectos como los exámenes de recuperación de septiembre en Bachillerato y Formación Profesional. Ruiz Moya ha hecho un repaso por las diferentes tareas a llevar a cabo y los días que requiere cada una de ellas, contando con que los profesores se incorporan a sus puestos el 1 de septiembre. “Tres días para los exámenes de septiembre, una día al menos para reunir a la Junta de Evaluación y entregar las calificaciones, dos días para presentar las reclamaciones y otro para resolverlas. Después está el periodo extraordinario de matrícula que son dos días, al menos otro día laborable para completar la organización general del instituto y, en el mejor de los casos, el séptimo día laborable de septiembre se celebra la reunión del claustro de profesores para la distribución de grupos, y no se puede convocar hasta que no esté todo el profesorado. Son necesarios entre tres y cinco días laborables más para los horarios, listas de alumnos, reuniones de equipos docentes y actividades de presentación del alumnado. Todo esto nos lleva, como mínimo, al 18 de septiembre pero por razones normativas, que son las que marcan los plazos para cada una de las tareas”.

Ruiz Moya cree que se ha elaborado un calendario escolar completo “sin que se hayan completado todos los cambios que requiere”. Y es que, “podrá ser más o menos viable en el momento en que desaparezcan los exámenes de septiembre” y se realicen en junio. “El calendario se ha hecho sin terminar de completar lo que es la estructura en Educación Secundaria”.

Por todo ello, “la Consejería nos ha dicho que tratemos de ajustarnos lo máximo posible, pero que habrá cierta flexibilidad”.

Pese a que los exámenes de recuperación en la ESO ya se adelantaron a junio, Ruiz Moya ha asegurado que era “imposible” empezar con ese ciclo el 12 de septiembre como estaba previsto en el calendario escolar. “La confección de los horarios no se puede separar entre ESO, Bachillerato y FP porque muchos profesores imparten clase en las tres etapas”

Decisiones como la de adelantar el comienzo de las clases en ESO con respecto a Bachillerato, “carecen de sentido práctico y, de cara al futuro, es importante contemplar este aspecto porque mientras no se eliminen todos los exámenes extraordinarios de septiembre en Bachillerato y FP, será difícil el comienzo tal y como está establecido en el calendario escolar”.

Por último, Ruiz Moya ha dejado claro que este pequeño retraso en el inicio de las clases “no va a afectar para nada al cumplimiento de los objetivos en cada una de las etapas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *