EL ROMPEOLAS SE CERRARÁ AL PASO DURANTE UNOS 15 MESES DEBIDO A LAS OBRAS DE REFUERZO QUE EJECUTARÁ OBRAS PÚBLICAS

24 OCTUBRE 2018 /

El consejero de Obras Públicas, José María Mazón, ha visitado hoy Castro Urdiales para presentar la primera fase del proyecto de refuerzo del rompeolas, que la Consejería va a financiar con un presupuesto base de licitación de 3.193.678 euros y un plazo de ejecución de 15 meses, durante los cuales, el acceso al rompeolas estará cerrado.

Como el propio Mazón ha señalado, “los trabajos se licitarán en las próximas semanas con la intención de que comiencen en 2019”.

En esta primera fase, se actuará sobre 250 metros de los 547 con los que cuenta el dique. Se trata, en concreto, de los metros iniciales, partiendo desde la ermita de Santa Ana.

La obra consistirá, principalmente, en el refuerzo de esta parte inicial, aumentando el peso del dique mediante su ensanchamiento varios metros en la zona que da la dársena. De este modo, la parte por la que actualmente pasean los peatones, se anchará en tres metros y setenta centímetros, al tiempo que se colocará una losa de 60 centímetros en todo el ancho de la superficie del rompeolas que servirá de sujeción de la nueva estructura de hormigón y como mejora del pavimento actual, que está deteriorado.

Del lado exterior, se harán arreglos por encima de la zona de bloques de escollera tapando algunos huecos con hormigón.

La actuación contempla también la formación de escaleras en el dique, escalas de pates en acero inoxidable y la colocación de bolardos, argollas, barandillas…

El técnico encargado de presentar el proyecto ha explicado que, desde la construcción del rompeolas, se han realizado pequeñas reparaciones entre los años 1932 y 1980. La Consejería de Obras Públicas llevó a cabo varios estudios, en 2006, 2007 y 2016, para comprobar el grado de seguridad del dique y de los mismos se concluyó que estructuralmente podía aguantar, pero era recomendable mejorar la seguridad al deslizamiento y al vuelco para cumplir con las ROM (Recomendaciones de Obras Marítimas).

El técnico ha detallado que estas recomendaciones serían de obligado cumplimiento únicamente en caso de que el dique se construyera ahora. Sin embargo, la Consejería ha decidido intervenir para que el rompeolas cumpla con esos coeficientes con el fin de mejorar su vida útil. De esta forma, se aumentan los coeficientes de seguridad del dique vertical, mediante la reducción de la probabilidad de fallo del dique a los modos de fallo de deslizamiento y vuelco; se actúa en las zonas detectadas en el lado de mar con posible inicio de fallo local y se mejora la integridad del cuerpo del dique, mediante una cobertura continua exterior de hormigón, que contiene los elementos individuales de los que está formado.

Se ha optado por iniciar la obra en los primeros 250 metros porque es la zona donde el coeficiente de seguridad es algo menor.

Mazón ha insistido en que “estructuralmente el dique aguanta pero, desde principios de legislatura ya nos comprometimos a llevar a cabo estas obras para llegar a los coeficientes de las ROM. Se han estudiado distintas soluciones y nos hemos decantado por ésta con los recursos económicos que tenemos, que son limitados”

El alcalde de Castro, Ángel Díaz-Munío, se ha mostrado “satisfecho y agradecido al mismo tiempo” porque “éste es un proyecto importante para Castro y una demanda de hace muchos años de distintas corporaciones y de la ciudadanía en general”. Del rompeolas ha dicho que “es una seña de identidad, además de un elemento de protección que se ha deteriorado con los años”.

El alcalde ha añadido que “me alegra que sea yo alcalde en este momento en el que la Consejería va a llevar a cabo esta obra porque me siento reconocido en las reclamaciones que CastroVerde venía realizando al respecto desde principios de legislatura”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *