EL SERVICIO CÁNTABRO DE SALUD CREE QUE EL SINDICATO MÉDICO “CREA UNA ALARMA INJUSTIFICADA” Y AFIRMA QUE LA POBLACIÓN PEDIÁTRICA DE CASTRO “ESTÁ CORRECTAMENTE ATENDIDA”

18 JULIO 2017 /

El Sindicato Médico de Cantabria aseguraba hace unos días en Castro Punto Radio que en la sanidad de Castro Urdiales “existe un problema crónico y alarmante, de acepción pediátrica sobre todo, en los centros de salud”. Añadía que “hay 2.609 niños que no tienen pediatra de forma habitual”, estando atendidos por médicos de familia.

El gerente de Atención Primaria del Servicio Cántabro de Salud, Alejandro Rojo, ha salido hoy al paso de estas declaraciones que, bajo su punto de vista, “tienen como única finalidad generar una alarma injustificada en la población”.

Ha informado que Castro “cuenta con seis pediatras: tres en La Barrera y tres en Cotolino. De esos seis profesionales que atienden a la población infantil, tres son pediatras y tres son médicos de familia”. Se acude a ellos porque “inicialmente, dentro de lo que se consideran la bolsa de trabajo de la Gerencia de Atención Primaria no hay pediatras, pero es que no los hay disponibles en ninguna otra comunidad autónoma”. Con esta circunstancia, “nosotros tenemos la responsabilidad de atender a la población. Si tenemos pediatras, es la primera opción, pero si no los hay, nuestra obligación en que esos niños estén correctamente atendidos y un médico de familia, por supuesto, puede prestar una atención muy similar a este tipo de pacientes”.

Rojo ha explicado cómo en Cantabria “este año han acabado su formación cinco pediatras. De ellos, dos son de Asturias, uno de Navarra, uno de Palencia y otro de San Sebastián. Esta gente, como la deficiencia de pediatras se da en toda España, antes de acabar ya están contratadas por sus respectivas comunidades autónomas. Nosotros les ofertamos plaza pero su respuesta siempre es que son de otra región y que ya tienen oferta allí”.

Ha dejado claro que “la atención pediátrica que se realiza en Castro tiene la misma calidad que en cualquiera de los demás municipios de Cantabria”. En este sentido, “los cupos en Castro son similares también al resto”. Ha reconocido que están por encima de los recomendables, “pero luego está la realidad”.

Así, “los cupos medios de los pediatras suelen estar aproximadamente en los 1.000 o 1.100 pacientes, lo mismo que en el resto de nuestra comunidad autónoma y en el resto de regiones de España”. Hay que tener en cuenta que “la edad pediátrica alcanza hasta los 16 años, tras haberse ampliado por petición de las asociaciones de pediatría”. De ahí que aumente también el número de usuarios de esta especialidad.

Decía el Sindicato Médico que esos profesionales de medicina general que estaban atendiendo a los niños castreños cambiaban, además, de mes a mes o incluso de semana en semana. Al respecto Rojo ha asegurado que “nosotros, cada mes o cada dos meses ofertamos todas las plazas que quedan vacantes. Evidentemente, estas plazas que ocupan médicos de familia pero que son de Pediatría, están cubiertas generalmente por eventuales y esa gente quiere irse a otros sitios y están en su derecho. Ahora bien, en los últimos meses hemos conseguido que los profesionales que están haciendo cobertura pediátrica, sigan siendo los mismos”.

En relación a las mejores condiciones salariales y de contratos en otras comunidades autónomas y que alegaba el sindicato como uno de los motivos por los que los profesionales preferían no quedarse en Cantabria, el gerente de Atención Primaria ha asegurado que “aquí se paga lo mismo que en la mayoría de regiones. Puede que algunos profesionales se vayan por cuestiones económicas, pero este año los médicos de familia que han terminado su formación y que son de Cantabria se han quedado”.

Sobre los motivos por los que la bolsa de trabajo va a menos, ha dicho que “se debe a un problema que es estructural. Y es que, el número de profesionales sanitarios que entran en el sistema es menor al número que sale, fundamentalmente por jubilaciones”.

La forma de solucionar esto es que “o bien se incremente el número de plazas en las universidades para que haya más médicos, o incrementar el número de plazas de MIR de médicos de familias o Pediatría”. Al acudir a la bolsa de profesionales disponibles para cubrir vacantes, “cada vez contamos con menos para poder sustituir incidencias o vacaciones”.

Ha insistido en que la única solución, “y se vería a medio plazo, sería incrementar el número de plazas MIR para tener un número mayor de profesionales. No obstante, se va a convocar una Oferta de Empleo para cubrir todas las plazas que tenemos con interinos”. Eso lleva su tiempo porque “lo ideal sería convocarla y en seis meses, hecho, pero son los tiempos que marca la legalidad y poco se puede decir”.

Para terminar, Rojo ha querido volver dejar claro que “la atención sanitaria de esta comunidad autónoma cuenta con unos profesionales con unas competencias definidas, que atienden sin problema a cualquier tipo de paciente. Los de Pediatría están perfectamente asistidos. Seguiremos intentado, si es posible, contar con pediatras y, si no, los médicos de familia están perfectamente cualificados”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *