EL SINDICATO MÉDICO DE CANTABRIA DENUNCIA LA SITUACIÓN “CAÓTICA” EN LOS CENTROS DE SALUD DE LA REGIÓN: “LAS PEORES CONDICIONES SE DAN EN CASTRO URDIALES”, AFIRMAN

5 JULIO 2017 /

El Sindicato Médico de Cantabria ha denunciado hoy la falta de médicos de Atención Primaria y pediatras en el Servicio Cántabro de Salud y ha opinado que al Gobierno regional “no le interesa retener a los médicos” para “desviar el dinero a otros sitios”.

“El dinero se gasta en asuntos que poco o nada tienen que ver con lo público. Es el caso del Racing y de otras subvenciones a empresas privadas a fondo perdido, cuando lo público debería primar”, ha apostillado en una rueda de prensa el vicepresidente de este sindicato profesional, Santiago Raba, junto al presidente de la organización, José Antonio Campos.

Raba ha trasladado la impresión del sindicato de que desde la Consejería se quiere “trasmitir una idea de fatalismo y de resignación” a través de afirmaciones como que no hay médicos que contratar, lo que ha asegurado que es “completamente falso”.

“Cantabria forma suficientes especialistas en medicina de familia y en pediatría como para tener sus necesidades completamente cubiertas”, ha añadido y ha dicho que con la contratación de 70 ó 80 médicos se solucionaría la situación.

Ha explicado que este año 35 médicos de familia han terminado su formación en el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, el de Sierrallana y el de Laredo, de los que “solo” 11 se han quedado a trabajar en Cantabria. “Y no ha sido el peor año”, ha afirmado.

Raba ha insistido en que “peor aún” es la situación de los pediatras, ya que, aunque cada año “salen” cinco de Valdecilla, en los últimos cinco años “ni uno solo” ha permanecido trabajando en la Atención Primaria cántabra.

José Antonio Campos ha opinado que a partir de ahora “va a ir todo a peor”, porque, mientras las jubilaciones siguen aumentando, muchos médicos se van acercando al fin de su carrera laboral, lo que supone una subida de las bajas por enfermedad. “Hay que solucionarlo desde ya, no se puede esperar más”, ha enfatizado.

“Hay semanas enteras en diferentes centros de salud donde no va a haber ningún pediatra y en muchos centros de trabajo, el trabajo de dos pediatras lo va a tener que hacer un tercero a media jornada”, ha comentado Raba, que ha puesto como ejemplo el Centro de Salud de Vargas, “donde llevan ya sin pediatra seis días”, el de Bezana o el de Astillero, entre otros, y ha calificado la situación de “dantesca”.

Las peores condiciones de Cantabria las ha situado en Castro Urdiales, donde carecen de pediatra “de manera habitual” y reciben la atención de médicos de familia sustitutos “que cambian de mes a mes e incluso semana a semana”, “con poca o nula capacidad de seguimiento”.

Raba ha apuntado como razones para que los médicos abandonen el Sistema Cántabro de Salud la “sobrecarga asistenciaria”, que genera trabajadores con problemas de estrés, ansiedad y desmotivación; la ausencia de estabilidad laboral, ya que “desde que se convoca una oposición sanitaria en Cantabria hasta que se resuelve pasan de media cinco años”; y los salarios, inferiores a los de otras comunidades autónomas como el País Vasco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *