EL SINDICATO STEC DENUNCIA QUE LA DIRECTORA DEL RIOMAR “HA APERCIBIDO A UNA PROFESORA POR COLOCAR CARTELES SOBRE LA HUELGA DE MAÑANA”

7 MARZO 2018 /

El Sindicato de Trabajadores de la Enseñanza (STEC) ha denunciado que “la directora del Colegio Riomar de Castro Urdiales ha tenido la osadía de comunicar a la profesora responsable de Igualdad del centro educativo que podría estar incurriendo en responsabilidad disciplinaria, por negarse a retirar del colegio dos carteles relacionados con la huelga de mañana, Día internacional de la Mujer”.

En declaraciones a Castro Punto Radio, la responsable del área de Mujer de STEC, Patricia Ruiloba, ha reconocido que “estamos un poco en shock porque hemos vivido muchas huelgas en educación en la región y nunca nos hemos encontrado con tantos problemas en general como estamos viviendo estas días. Parece que el primero de los problemas es que sea una huelga de mujeres”.

Como ha detallado, la responsable de Igualdad del Riomar, “estaba poniendo cartelería informativa con respecto a la huelga de mañana y la directora se ha dedicado a arrancar esos carteles, diciendo que no podía colocarlos. La profesora ha protestado, porque hay libertad sindical y sí puede hacerlo, ya que lo dice la Administración y la Ley, y la directora, mal asesorada también por el inspector de ese centro educativo, ha apercibido a esta trabajadora de que podría estar incurriendo en un delito”.

Ante esto, desde el sindicato “nos hemos puesto en contacto con la Dirección General de Educación para que mande dos aclaraciones a los centros: que se puede poner cartelería y que le diga al equipo de inspección que cada centro educativo no puede funcionar como si fuera un feudo. Los centros públicos funcionan dentro de una red y allí no hay dueño, sino personas encargadas de dirigir. La directora no es la dueña y no puede hacer lo que le dé la gana, sino acogerse a una ley”.

Por tanto, “los que pueden estar incurriendo en un delito contra la libertad de expresión y sindical son la directora y el inspector, y eso lo estamos consultando con los abogados. Ya veremos, a partir de mañana, qué pasa con esa respuesta porque esto no se va a quedar así”, ha dejado claro Ruiloba.

Según STEC, desde la dirección del Riomar se han calificado los carteles colocados por esta profesora de “peligrosísimos”. En uno de ellos pone ‘8 marzo 2018. Hacia la Huelga Feminista’ y en el segundo ‘¡A la huelga diez! ¡A la huelga cien! huelga, madre, yo voy también ¡A la huelga cien! ¡A la huelga mil! Yo por ellas, madre, y ellas por mí’.

Ruiloba ha defendido que son carteles “muy normales, en los que se hace un llamamiento a la huelga y a la hermandad entre mujeres. Vienen de la coordinadora estatal de la movilización y, el segundo en concreto, es el estribillo de un himno para que se cante mañana y llenar las manifestaciones de música, para que no sea todo tan triste”.

A la profesora del Riomar “le hemos dejado claro que vamos a estar acompañándola y que no está incurriendo en ningún delito”. Al mismo tiempo, “hemos hecho un llamamiento a la Consejería de Educación para que la inspección tenga cuidado con sus acciones y que haya un poco de orden desde las Administración, porque está habiendo problemas con esta huelga que no nos hemos encontrado en otras ocasiones”.

Se ha referido Ruiloba a que “nos están llamando de más centros educativos, trasladando que algunos equipos directivos están diciendo al profesorado de sus claustros que no pueden hacer la huelga de 24 horas, porque no es legal, y eso es mentira. Hay dos convocatorias, una que hacen unas organizaciones sindicales que han decidido que con dos horas al día es suficiente para protestar por la situación que vivimos las mujeres; y otras organizaciones han decidido decir sí al movimiento feminista y a la huelga general de 24 horas. Están las dos convocatorias completamente cubiertas y la gente puede elegir”.

Entiende STEC que “la actitud de algunos directores se debe a una cuestion ideologica porque, además, se supone que Consejería ha mandado esta mañana una nota informativa a los centros diciendo que hay libertad sindical para poner los carteles”. Eso sí, no ha sabido precisar Ruiloba si esa nota ha llegado a los colegios antes o después del apercibimiento a la profesora del Riomar.

En cualquier caso, “la directora de este colegio sabe perfectamente que hay una huelga convocada y que no se pueden retirar ese tipo de carteles. Me parece absurdo y una actitud tan fascista que es increíble que esta señora sea directora de un colegio público. Además, no me parece bien que desde el servicio de inspección, al que pagamos todos, se permita tener este tipo de actitudes también fascistas”.

Puestos en contacto con la dirección del colegio Riomar, de momento, han declinado hacer declaraciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *