VECINOS DE COTOLINO HABLAN DE “OBSTÁCULOS TERRIBLES” EN EL AYUNTAMIENTO PARA QUE SUS VIVIENDAS CONSIGAN LICENCIA

4 ABRIL 2018 /

Se sigue regularizando la zona del Área de Planeamiento Diferido APD-2, de Cotolino y lo último de lo que informábamos era de la concesión de licencias de primera ocupación para 21 viviendas de la zona, pertenecientes a la urbanización Residencial Bellamar V.

Aun así, sigue habiendo trabajo por hacer en este mismo sentido en muchas viviendas de Castro Urdiales en general, y de este entorno del APD-2 en particular, cuyos propietarios vienen arrastrando años una situación irregular.

José Antonio Palazuelo es uno de los afectados y vive en esa zona de Cotolino. Ha recordado en Castro Punto Radio cómo “hay 100 viviendas, incluida la mía, que siguen sin licencia y nos estamos abasteciendo de agua a través de una manguera tirada por la calle que, de vez en cuando se estropea y hay que arreglarla”.

Algo se ha avanzado, ha reconocido, en el sentido de que “se están haciendo las obras de urbanización que, en principio, se necesitan para que el Ayuntamiento nos conceda la Licencia de Primera Ocupación. Se supone que, una vez concluidos esos trabajos, comenzarán los trámites administrativos correspondientes para que podamos recibir licencia y nos quitemos el quebradero de cabeza”.

Palazuelo confía en que así sea, aunque no tiene todas consigo. Y es que se ha quejado de “los obstáculos terribles y los impedimentos que, al menos nosotros, nos estamos encontrando por parte de los técnicos de Urbanismo a la hora de conseguir información sobre cuál es la solución al problema. Que nos digan qué obras o qué se necesita para que nos otorguen la licencia”. Por eso, “no podemos descartar que cuando finalicen las obras que se están haciendo ahora, nos digan que hacen falta otras. Registras un escrito pidiendo información y hay silencio administrativo”, ha lamentado.

No contar con licencia, “te impide hacer obras en tu vivienda y no puedes poner los cortadores de luz, agua y gas a no ser que haya algún tipo de acuerdo. Estamos en un limbo y el único derecho que tenemos es a pagar todos los años el IBI”.

Estos vecinos se encuentran a la espera de “cómo va avanzando la cosa”. De momento, “parece que va, aunque lento. Una vez se hagan las obras, el Ayuntamiento tendrá que verificar el cumplimiento de la legislación vigente y después empezar a tramitar la obtención de la licencia y de la cédula de habitabilidad”. Van paso a paso, conscientes de que “creo que aún nos quedará un año o algo más porque los trámites administrativos llevan su tiempo”.

Imagen de viviendas de la Avenida de España, ubicadas en el APD-2 y que no cuentan con Licencia de Primera Ocupación. Se abastecen de agua a través de una manguera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *