DISMINUYEN EN UN 25% LOS AVISOS POR PRESENCIA DE NIDOS DE AVISPA ASIÁTICA EN CANTABRIA

230

A diferencia del verano pasado, cuando las informaciones de los servicios de emergencias de Castro Urdiales relativos a actuaciones en retirada de nidos de avispa asiática eran bastante numerosas, en los últimos meses apenas han existido. Muchos son los ciudadanos que tienen la percepción de haber visto, en esta época, menos insectos de esta especie invasora que en años anteriores. Aunque siguen estando presentes, parece que en menor número.

Desde la Dirección General de Biodiversidad y Medio Ambiente se manejan también cifras en este sentido, que arrojan “un 25% menos de avisos de presencia de nidos con respecto al año pasado”. Así lo ha señalado en Castro Punto Radio el director general del departamento, Antonio Lucio, que ha informado que, “en lo que llevamos de 2019, el Gobierno regional ha retirado 901 nidos, frente a los 1.200 del año pasado. Además, ha habido 1.700 avisos frente a 2.100 en 2018”.

Son datos del Ejecutivo regional que tienen que ver con los entornos rurales, que son en los que la Consejería de Ganadería actúa. Para ayuntamientos como el de Castro, “se ponen a disposición subvenciones, hasta un máximo de 5.000 euros, para financiar acciones en materia de lucha contra la avispa asiática”. Existe un protocolo de actuación aprobado por el Gobierno que se revisa todos los años y “que va incorporando las técnicas que se ven más eficaces. Aquellas actuaciones para las que se solicita subvención, se tienen que hacer conforme a esos protocolos, que han ayudado a que haya una mayor eficiencia en los medios que ponemos para controlar esta especie”.

Lucio ha señalado que, en general, “sí hay, aparentemente, una disminución del número de avispas asiáticas”, pero también ha dicho que “hay que ser prudentes con las interpretaciones, porque los datos pueden dar un vuelco, teniendo en cuenta que este tipo de especies invasoras no es raro que tengan picos de expansión. Hay que ver la evolución a medio o largo plazo y esperar a octubre o noviembre para sacar conclusiones concretas”.

El director general de Biodiversidad cree que “la mejora de los mecanismos de lucha contra esta especie también tienen mucho que ver con este aparente descenso y esa es la esperanza que mantenemos en todas las comunidades autónomas. Estamos avanzando en técnicas de control y confiamos en que el trampeo de reinas, que la Consejería ya empezó a financiar a los ayuntamientos hace dos años, esté dando resultados, eliminando la parte de la población que luego va a generar esos nidos que tanto llaman la atención. Mantener eso en el tiempo y extenderlo al mayor número de zonas es fundamental, al igual que la retirada de nidos de forma temprana”.

Por otro lado, “estamos empezando a acostumbrarnos a convivir con la especie. Los apicultores están tomando medidas para defender sus colmenas cada vez con más eficiencia, y ya no nos es algo extraño verlas. Hay que controlarlas, pero se genera un nivel de alarma diferente al que se generaba las primeras veces”.

Imagen de archivo de la retirada de un nido de avispa asiática en Allendelagua.