J.J. BENÍTEZ, ENTRE SU TRABAJO DIARIO Y SUS PASEOS POR CASTRO, NOS HABLA DE SU NUEVO LIBRO: “MIS PRIMOS”

EL INVESTIGADOR RESIDE EN NUESTRA CIUDAD Y ASEGURA QUE SACAR TODA ESTA INFORMACIÓN ES UN DEBER “PORQUE ES MUY VALIOSA PARA MUCHA GENTE”

2361

Hoy hemos recibido en Castro Punto Radio a Juan José Benítez, J.J., uno de los escritores más leídos de nuestro país. En sus casi 50 años de carrera investigando el fenómeno OVNI se ha convertido en un inagotable autor de best-seller con 63 libros publicados y muchos por ver la luz.

Periodista e investigador valiente, honesto y entusiasta, trabaja a diario desde muy temprano y da largos paseos por Castro, donde tiene fijada su residencia. Él mismo confesaba en Castro Punto Radio que, tras el fallecimiento de su esposa Blanca hace nueve meses, “escribir es lo que me está salvando. He retomado mis investigaciones y poco a poco voy saliendo del túnel”.

Su trabajo nunca está exento de polémica. Pero su convencimiento y la infinidad de testimonios y documentación recopilada durante tantos años le han dado la fuerza necesaria para remar en contra de todas las corrientes sociales, religiosas y políticas imperantes. Especialmente en los comienzos, cuando estando en nómina de La Gaceta del Norte, en 1977, tuvo que escoger entre el periodismo convencional y la investigación de este fenómeno. “Aunque había auténticas oleadas de avistamientos, estábamos en una dictadura, la iglesia tenía un gran poder y al Opus Dei no le gustaba nada este tema hasta el punto que, cuando escaló poder en La Gaceta, me dijeron tajantemente que debía olvidarme del asunto para siempre y ni una sola línea más”.

J.J. relataba que “en aquel momento no tenía recursos para abandonar el periodismo activo y ponerme a investigar por mi cuenta. Fueron años difíciles, complicados, en los que no tuve demasiado apoyo por parte de nadie, ni siquiera de la familia, pero tomé la decisión y el año que viene cumpliré 50 años de investigación”.

La existencia, y no digamos las visitas de seres de otros mundos al nuestro, resulta muy difícil de creer para muchas personas y el fenómeno OVNI no termina de prosperar a nivel mundial “en parte porque la ciencia no ha intervenido en el tema, se muestra escéptica si no en contra y eso repercute en la sociedad. ¿Y por qué la ciencia no se decide a investigar este tema? Porque no aceptan lo que consideran ciencia ficción, como puede ser la presencia de cientos de  civilizaciones no humanas  muy avanzadas en la Tierra y además descalifican inmediatamente a cualquier científico que se preocupa de ello. Y por otra parte, los militares, que son los que tienen toda la información, no desclasifican los casos importantes”.

Sobre las dificultades, críticas furibundas y descalificaciones que ha vivido como consecuencia de su trabajo, nos decía que “más que ser fuerte hay que ser consciente de que es un fenómeno  real desde hace miles de años, probablemente antes de que el ser humano inteligente aparezca como tal. Su presencia ha dado lugar a la aparición de las grandes religiones monoteístas. Hace 3.300 años Moisés subió al Sinaí y le pasaron unas cosas muy interesantes y a raíz de ahí surgió la religión judaica. Después, la religión cristiana. Con el Islam pasó exactamente igual. Y sospechamos que en otros planos de la vida humana han intervenido y están interviniendo”.

Una de las preguntas más recurrentes respecto a las civilizaciones extraterrestres y los avistamientos de los que dan fe miles de personas en todo el mundo, es por qué no se muestran abiertamente. J.J. cree que “seguramente lo tienen prohibido para no caer en errores como los que se han cometido históricamente en la Tierra con los procesos de colonización. La civilización humana quedaría absorbida. Su tecnología, sus ideas, pueden ser completamente diferentes a lo que hoy tomamos como dogmas científicos, religiosos o sociales y eso significaría revisarlo todo”.

Confía en que llegará el momento de un contacto que dé un baño de humildad a la humanidad y propicie su unión. Pero ahora “la sociedad humana está enferma y es muy joven. El ser humano como tal tiene más o menos 4 minutos de vida respecto a la antigüedad del planeta, que tiene 4.600 millones de años aproximadamente.  Por tanto hay que darle tiempo. Hemos avanzado mucho en los últimos cien años a nivel técnico pero no a nivel moral. Se siguen muriendo niños de hambre, las guerras están ahí, así que tenemos un largo camino por recorrer antes de llegar a ese momento decisivo que es el encuentro con otras civilizaciones no humanas”.

Su último libro, “Mis Primos”, editado por Planeta y presentado hace pocas semanas, recopila testimonios, documentos e imágenes de la presencia extraterrestre en nuestro mundo. Declaraciones de personal civil y militar, pilotos, astronautas, profesionales de varios ámbitos, gente llana del pueblo de muchos países. Lugares muy distantes que comparten historias idénticas o muy parecidas. Los archivos de Benítez están repletos de ellas y asegura que “debo sacar a la luz esa información porque es muy valiosa para mucha gente, y debo hacerlo de forma progresiva”.

Merecen mención especial las pinturas rupestres datadas en miles de años localizadas en todo el planeta. Seres con escafandras, botas, guantes, objetos posados o en el aire reproducidos hace 10, 12 o 14.000 años. Pintadas por los humanos de entonces o por los propios visitantes. “Una universidad italiana que estudiaba los pigmentos de unas pinturas halladas en Argelia encontraron Caseína, elemento que existe en la leche. Pero para extraer este aglutinante hace falta un proceso que hoy sí podemos hacer, pero entonces la leche estaba para lo que estaba. ¿Quién tenía el concepto, entre los naturales de aquella meseta, de lo que es una cremallera o el cierre de una escafandra? Imposible”.

J.J. Benítez asegura en “Mis Primos” que “el fenómeno OVNI es el suceso más importante de la Historia”.

En 2022 la editorial Planeta publicará dos nuevos libros de nuestro protagonista. Si no has podido escucharlo, esta noche tienes ocasión de hacerlo en la redifusión de nuestro programa a partir de las diez en el 88.2 FM, https://castropuntoradio.es y en la aplicación móvil de Castro Punto Radio.