LOS TRABAJADORES DEL CASTROBUS ESTUDIAN PRESENTAR DEMANDAS CONTRA EL GRUPO ALSA POR “POSIBLE VULNERACIÓN DEL DERECHO DE HUELGA Y DE DERECHOS FUNDAMENTALES”

836

El Sindicato Cántabro de Asalariados del Transporte (SCAT) ha puesto en manos de su asesoría jurídica “que estudie la posibilidad de plantear demandas” contra la empresa concesionaria del CastroBus “por posible vulneración del derecho de huelga y/o de posible vulneración de derechos fundamentales en relación al propio derecho de huelga y por los incumplimientos en materia de prevención de riesgos laborales y seguridad”, tal y como trasladan en nota de prensa.

Recuerdan que continúan “desde el mes de julio realizando de manera casi unánime paros parciales de dos horas, en turno de mañana y tarde, respetando los servicios mínimos decretados en su momento por la Alcaldía. Cabe destacar, como novedad, que a la empresa adjudicataria del servicio municipal urbano de transporte de viajeros de Castro Urdiales, ligada al grupo ALSA, parece inquietarles la respuesta que vienen dando los trabajadores en defensa de sus intereses y de su salud y seguridad, realizando todos los paros mientras no se alcance un acuerdo satisfactorio que, indudablemente, pasa por mejorar las condiciones en materia de prevención de riesgos laborales y seguridad de los vehículos, al margen de la obligación empresarial de cumplir con el pliego de condiciones y poner a disposición de trabajadores y usuarios autobuses nuevos”.

Para SCAT, la empresa está “inquieta por dos hechos novedosos sucedidos en los paros parciales de esta semana”:

Por un lado, “a través de uno de los mandos intermedios de la empresa, han tratado de impedir que miembros del comité de huelga realicen las funciones propias del mismo, entre otras, informar a los trabajadores”.

Por otro, “ante el cambio de horarios de verano a invierno que la propia empresa adjudicataria ha realizado, la misma ha remitido a los trabajadores una carta de servicios mínimos describiendo servicios que corresponden al horario de verano, con la sutileza de que ‘de no cumplir el servicio mínimo sería falta muy grave’, cuando en realidad esos servicios no se pueden realizar porque en el horario de invierno no existen. Es decir, la empresa pretende que se hagan servicios que no figuran en los horarios de invierno”.

A estos dos hechos se añade que “los trabajadores que realizan los paros vienen recibiendo en todos estos meses su nómina desglosada en seis o siete documentos acreditativos como recibos de nómina, con descuentos múltiples y diversos que no se ajustan a la realidad; por ejemplo, descontando horas de paro en días de descanso. Obviamente, los trabajadores vienen defendiéndose realizando reclamaciones de cantidades ante el juzgado de lo social”.

Por otro lado, “en relación a lo aprobado por el pleno del Ayuntamiento respecto a la comisión que se pretende crear por la situación del servicio municipal urbano de transporte de viajeros para, supuestamente, ver cuantas empresas y en qué condiciones estarían dispuestas a realizar un posible contrato de urgencia mientras se elabora otro pliego de condiciones y se licita”, SCAT entiende que “aún siendo un paso necesario, existen carencias importantes, tales como el informe del secretario del Ayuntamiento sobre los incumplimientos, carencias, deficiencias en todo lo relativo al servicio de transporte urbano y su actual situación en relación al pliego de condiciones y al contrato de adjudicación. Sobre todo, de la responsabilidad administrativa, civil y penal que pudieran tener y recaer en los que dentro del Ayuntamiento tienen poderes y competencias para velar y hacer cumplir con la ley de prevención de riesgos laborales. En este punto, nuestra asesoría jurídica tiene la documentación necesaria para que estudie las medidas oportunas al respecto”.