‘CASTROMAR’, ÚNICO LOCAL EN CASTRO AUTORIZADO A VENDER PIROTECNIA, EXPLICA LAS INSPECCIONES NECESARIAS PARA CONSEGUIR LOS PERMISOS

85

27 DICIEMBRE 2018 /

Un total de 15 establecimientos de Cantabria cuentan con la autorización correspondiente para la venta de material pirotécnico durante el periodo navideño. En Castro Urdiales, únicamente ‘Castromar’ dispone de esos permisos.

La Delegación del Gobierno en Cantabria, ante las fiestas navideñas y el incremento de la venta de este tipo de material, ha recordado en un comunicado que existen una serie de normas que regulan la venta en los establecimientos autorizados, que en caso de no ser respetadas suponen la incoación de expediente sancionador por infracción grave o muy grave contra la Ley de Seguridad Ciudadana.

Como ha explicado en declaraciones a Castro Punto Radio el responsable del establecimiento ‘Castromar’, Iñigo Iglesias. “a nosotros nos pasan inspecciones tanto la Delegación del Gobierno como el área de Intervención de Armas de la Guardia Civil antes de darnos la licencia para vender. La primera visita es para inspeccionar el local, que tengamos todos los armarios en condiciones, todo el tendido eléctrico (instalación, luces, cables…) y que haya unas medidas de seguridad en la tienda, como alarmas o verjas. Cuando el material llega aquí, vuelven y miran que esté en buenas condiciones, cerrado en sus cajas y que no haya caducado, que la mecha sea larga y lenta… Todo se inspecciona”.

Iglesias ha explicado también que “los menores que quieran venir a comprar tienen que hacerle acompañados de un adulto”. Cuando se adquiere la pirotecnia, “nosotros entregamos una hoja con una serie de recomendaciones de uso como, por ejemplo, nunca aguantar el petardo o lo que sea en la mano sino colocarlo en un sitio, encenderlo y alejarse; tener cuidado con el viento, o lanzarlo en una zona despejada”.