SE CONFIRMA QUE EL CRÁNEO HALLADO EN CASTRO ES DE JESÚS MARI BARANDA

LA POLICÍA CIENTÍFICA DA POR FINALIZADA LA INSPECCIÓN DEL PISO DE LA CALLE PADRE BASABE

1825

Los forenses han confirmado que el cráneo encontrado dentro de una caja en una vivienda de Castro Urdiales corresponde al hombre cuya pareja fue detenida esta semana en relación con este caso.

Según han informado a Europa Press fuentes de la investigación, tal y como ya se daba por hecho estos días, la cabeza es la de Jesús Mari Baranda, de 67 años, que se encontraba desaparecido desde el pasado mes de febrero. Su pareja, Carmen Merino, detenida el pasado fin de semana y que ya ha ingresado en prisión, entregó el cráneo a una amiga, que lo descubrió al abrir la caja.

Ahora, la investigación se centra en hallar el cuerpo o restos del fallecido y con este fin, esta mañana se habrían trasladado al vertedero de Meruelo agentes de la Guardia Civil. Según ha constatado Europa Press, sobre las 10.30 de la mañana se ha personado en el vertedero de ese municipio un coche camuflado de la Guardia Civil con tres agentes dentro, que han permanecido en el interior de las instalaciones durante una hora aproximadamente.

Después, ha llegado una furgoneta de atestados del Cuerpo, que ha estado allí unos cinco minutos, aunque no ha trascendido el resultado de dicha inspección. Desde que apareció el cráneo, las investigaciones de la Policía Científica se habían centrado en el piso de la pareja, en el número 12 de la calle Padre Basabe (en la imagen), donde han llevado a cabo registros e inspecciones técnico oculares junto con perros y recogidas de muestras, labores que, durante tres días, se han dado por finalizadas esta mañana.