EL SERVICIO DE LA DYA PARA FACILITAR COMPRAS A PERSONAS MAYORES Y DE RIESGO HA ATENDIDO YA A MÁS DE 40 CIUDADANOS

LA ADQUISICIÓN DE MEDICINAS ES UNA DE LAS PRINCIPALES DEMANDAS, ADEMÁS DE PRODUCTOS DE ALIMENTACIÓN, LIMPIEZA Y ASEO

381

El servicio que la DYA, junto a un grupo de voluntarios castreños, ha puesto en marcha para ayudar a las personas de más edad o con factores de riesgo a la hora de realizar determinadas compras o gestiones y que no tengan que salir de sus casas, “está funcionando bien y son muchas las llamadas que se reciben”.

En concreto, como ha señalado en Castro Punto Radio el responsable de DYA Cantabria, Rafael Gómez, “hemos atendido ya a más de 40 ciudadanos distintos que, en algunos casos, han solicitado más de un servicio”.

Principalmente “han sido personas mayores o que pertenecen a algún grupo de riesgo y otras que están pasando cuarentena domiciliaria porque presentan algún síntoma. Los voluntariado les llevan tanto medicinas, que es una de las principales demandas, como alimentos y productos de limpieza y aseo”.

Se están llevando a cabo también algunos servicios más especializados, “como de asistencia social a personas que están en una situación más comprometida por distintas circunstancias”.

Del mismo modo, “hemos iniciado una coordinación con la farmacia hospitalaria del Hospital de Laredo y se está acudiendo para la recogida de medicación específica y que, en algunos casos, requieren de nevera para su transporte”.

Por parte de los centros de salud y farmacias, “están accediendo a las recetas electrónicas sólo con el número de la tarjeta sanitaria y estamos viendo muestras de colaboración que están siendo impresionantes”.

También “estamos coordinados con Asuntos Sociales y, por las mañanas, hacemos repaso conjunto de casos con este departamento, que nos deriva alguno. La coordinación es perfecta también con los trabajadores sociales de los centros de salud”.

Gómez ha recordado que el servicio se puede solicitar en el teléfono 942 86 03 00 y por WhatsApp en el  630 044 044.

Al margen de este asunto y en relación a los recursos sanitarios de la DYA, “no estamos teniendo, de momento, una especial saturación. El que la gente respete el confinamiento y que haya menos presencia en las calles, posibilita que haya menor número de llamadas de urgencias y que los recursos puedan estar más disponibles. Muchas de las personas que sospechan que pueden estar infectadas tienen, de inicio, síntomas leves y desde las autoridades sanitarias se les ha recomendado que permanezcan en sus domicilios a no ser que los casos se agraven”. Por tanto, “no son tantos los servicios en cuanto a urgencia de transporte sanitario y de ahí que estemos asumiéndolo sin ningún tipo de saturación, por el momento”.