CIUDADANOS CASTRO CREA UNA GESTORA, TRAS LA DIMISIÓN EN BLOQUE DE SU JUNTA DIRECTIVA

31 JULIO 2017 /

Tras la dimisión en bloque de todos los miembros de la Junta Directiva de Ciudadanos en Castro, se ha creado una gestora, formada por Cristina Morales como coordinadora, Carlos Toral como portavoz y Javier Virto como encargado de redes.

Con dos de estos miembros hemos hablado hoy en Castro Punto Radio. Morales y Toral han explicado que, tras las dimisiones, “si éramos 19 afiliados en la agrupación (que engloba Castro, Guriezo, Liendo y Valle de Villaverde) ahora somos 11 y nos estamos lamiendo las heridas”. Por lo tanto, “no tenía sentido reestructurar el partido en base a una nueva junta porque no tenemos gente”. El objetivo de la gestora ahora será el de “intentar ganar la ilusión de la gente de nuevo y que se incorpore a este proyecto de tal forma que, cuando podamos tener un número de afiliados que consideremos apropiado, convocar unas primarias para que la gente que quiera trabaja por el proyecto pueda definir el camino en Castro”.

Han insistido en que la gestora “surge porque pensamos que el proyecto está por encima de las personas y, hasta ahora, en Cantabria primaban más las personas. Queremos trabajar por una idea en la que creemos y convencer a la gente de que es válida y sumar personas capaces y comprometidas”.

A partir de ahí, se han referido a todo lo acontecido en la formación política en las últimas semanas y que culminó con la dimisión de la entonces Junta Directiva. Según Toral, “en Castro siempre nos habíamos intentado mantener al margen de la guerra de poder que existía en Santander desde la llegada de Félix Álvarez. En aquel momento, por la razón que fuese, José Ramón Carrancio vio limitada su progresión y se empezaron a crear diferencias importantes. Desde Castro nos manteníamos al margen y nos preocupábamos de nuestro municipio”.

En un momento, “Carrancio vio peligrar su presencia en Ciudadanos y trató de buscar adeptos”. En el caso de Castro, “gente que dejó un poco el grupo de trabajo que habíamos formado y creó una Junta Directiva que se presentó a primarias y ganó”. Toral ha querido matizar algunos asuntos al respecto de esto, en el sentido de que “éramos 19 afiliados y si 5, 6 o 7 personas configuran una candidatura marcada por Santander, poco había alrededor para poder oponerse a ello”.

El objetivo con esa junta “era intentar ganar el apoyo de la agrupación de Castro en el Comité Ejecutivo que se iba a formar en Santander, teniendo en cuenta que Castro se había demostrado neutral y no lo tenían claro con la Junta Directiva que había antes de las primarias”.

Por otra parte, “querían integrar al partido MásCastro y la Junta Directiva que estábamos, tampoco lo veíamos con buenos ojos. Esos dos factores hacen que Carrancio, con sus formas habituales, decida que haya gente fiel a él en la Junta Directiva y por eso se forma este batiburrillo”.

Esa nueva junta, “dura un mes porque desde Madrid deciden que la persona de confianza en Cantabria no es Carrancio sino Félix Álvarez. Entonces Carrancio, que ya lo había hecho en UPyD, rompe el partido, se va con su acta y arrastra a todos aquellos a los que había metido en su intento de quedarse con el poder”.

Para terminar, Morales y Toral entienden que en Ciudadanos hay dos caminos. “La hoja de ruta de Albert Rivera a nivel nacional se está cumpliendo y poco a poco le está dotando de un espacio claro de presencia y desarrollo, con cosas muy interesantes. Luego está lo que se monta alrededor. Cuando se crea un partido nuevo llegan a él personas con mucha ambición que vienen de otros partidos y que intentan conseguir lo que en esos partidos no han logrado”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *